Público
Público

La detención en Kosovo de 3 presuntos agentes alemanes parece una novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La detención de tres supuestos agentes secretos alemanes en Kosovo como autores de un atentado en Pristina se parece cada vez más a una novela de espionaje y, mientras Alemania ni siquiera confirma que se trate de espías, el gobierno kosovar dice tener pruebas en vídeo del ataque.

Según informaciones del diario alemán "Süddeutsche Zeitung", que habitualmente accede a información reservada de los servicios secretos alemanes, el gobierno kosovar dice disponer de un vídeo en el que se ve al agente Andreas Janken lanzando explosivos contra la sede de la Unión Europea (UE) en la Oficina Civil Internacional (ICO) de Pristina desde un edificio contiguo en construcción.

Los alemanes, en cambio, añade el diario, sostienen que en el vídeo en cuestión no se reconocen caras.

Todo se refiere al ataque perpetrado el pasado día 14 contra la representación de la UE en Kosovo, que no causó víctimas.

Mientras la fiscalía kosovar basa la detención de Janken en informaciones según las cuales se le vio inmediatamente después del atentado en el lugar de los hechos, el espionaje alemán asegura que el éste se acercó al lugar cuatro horas después para sacar fotos.

Según la versión alemana, al abandonar el lugar Janken fue parado por policías kosovares, a los que explicó que trabajaba en una empresa llamada "Logistic Coordination Asessment Service" (LCAS), citando como testigos que podrían probarlo a sus colegas Robert Zoller y Andreas Drunken.

El hecho de que la LCAS sea una empresa tapadera de los servicios secretos alemanes, el BND, es algo que, según el citado diario, sólo saben los entendidos.

Sea como fuere, la policía de Pristina acabó dejándole marchar y al día siguiente incluso le devolvió su documentación, lo que permitió pensar que el caso había quedado zanjado.

Sin embargo, cinco días después los tres alemanes fueron detenidos bajo sospecha de estar implicados en actos terroristas.

El gobierno alemán ni siquiera ha confirmado que los ciudadanos detenidos sean agentes y se ha limitado a calificar de absurda cualquier sospecha de que el espionaje de este país pueda estar implicado en un atentado en Kosovo, más aún si se tiene en cuenta que Alemania fue uno de los primeros en reconocer oficialmente la independencia de Kosovo y es uno de sus principales promotores económicos.

Los medios alemanes tienden a dudar de que el espionaje de este país pueda realmente estar involucrado en un atentado, y por ahora nadie consigue explicarse cuál puede ser el trasfondo de este caso que ha provocado tensión entre Berlín y Kosovo.

Según el "Süddeutsche Zeitung", por algún motivo desconocido Pristina modificó en pocos días su táctica, y de estar llevando el caso discretamente e incluso autorizar que un avión alemán fuera a recoger a los tres hombres, pasó a la ofensiva y no sólo denegó el aterrizaje sino que publicó los nombres y fotos de los tres.

Las conjeturas empiezan a proliferar a medida que pasan los días y una de las teorías que se barajan en los servicios secretos alemanes es que se trate de una campaña de venganza del primer ministro kosovar y ex guerrillero de la UCK, Hashim Thaci, al que el espionaje alemán vinculó con la mafia en un amplio informe escrito en 2005.

En declaraciones al "Süddeutsche Zeitung" de hoy, Thaci calificó de "inventadas" esas informaciones y aseguró que su gobierno no tiene "interés alguno en sacar provecho político de las detenciones".

También rechazó la posibilidad de que hayan sido "fuerzas antieuropeas" en su gobierno las que hayan bloqueado la puesta en libertad.

Una de las tesis barajadas apunta a que el gobierno kosovar podría estar indignado por la decisión de la UE de ceder a las presiones serbias con respecto a la misión civil europea (Eulex) y limitar la misión a los territorios con mayoría albanesa y no en los de población predominantemente serbia.

Entre los kosovares está limitación es interpretada como una nueva división del Estado, nacido hace tan sólo nueve meses.