Público
Público

Detenciones de inmigrantes en EEUU violan DDHH, dice Amnistía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La detención de cientos de miles de inmigrantes cada año en Estados Unidos representa una violación a los derechos humanos, dijo el miércoles Amnistía Internacional USA en un informe.

Como media en un día más de 30.000 inmigrantes se encuentran en recintos de detención, dijeron grupos de derechos humanos. Eso es el triple de la cantidad que estaba bajo custodia hace una década, según el informe de Amnistía "Jailed Without Justice: Immigration Detention in the USA".

"Estados Unidos debería estar indignado por la escala de los abusos a los derechos humanos que ocurren dentro de sus fronteras", dijo Larry Cox, director de Amnistía Internacional USA.

"Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo un país de inmigrantes, y no importa si han estado aquí cinco años o cinco generaciones, sus derechos humanos deben ser respetados", agregó.

Amnistía dijo que más de 300.000 personas son detenidas por responsables de inmigración de Estados Unidos cada año. Entre ellos se incluyen supervivientes de la tortura, solicitantes de asilo, víctimas de tráfico de personas, residentes permanentes legales y padres de niños con ciudadanía estadounidense.

"El uso de la detención como una herramienta de combate contra la inmigración no autorizada no cumple con la ley internacional sobre derechos humanos", afirma el informe.

Según Amnistía, decenas de miles de personas languidecen cada año en centros de detención estadounidenses para inmigrantes -entre ellos varios ciudadanos estadounidenses- sin recibir una audiencia para determinar si su detención es legítima.

Amnistía pidió al Gobierno de Estados Unidos que garantice que todos los inmigrantes y personas que buscan asilo en el país y que hayan sido detenidos reciban una audiencia para determinar si su detención es necesaria.

Sernata Reynolds, directora de política para derechos de refugiados e inmigrantes de Amnistía USA, dijo que responsables estadounidenses aumentaron las detenciones después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

LARGAS ESPERAS POR AUDIENCIAS

"Aunque la ley lo permite, no se había utilizado de la manera en que se ha hecho", dijo Reynolds en una entrevista. "Después, en un clima de miedo, mostró un crecimiento exponencial, y sigue creciendo. Este año (...) esperan detener a 400.000 personas", agregó.

"Nadie se acerca a detener la cantidad de personas que Estados Unidos detiene", afirmó. "No sé de otro país que detenga a cientos de miles de personas como una política normal cada año", añadió.

Según el informe, había cerca de 12 millones de inmigrantes ilegales viviendo en Estados Unidos en enero de 2007. Los principales cinco países de origen eran México, El Salvador, Guatemala, las Filipinas y China.

El Departamento de Seguridad Nacional puede detener a personas en la frontera o durante redadas si sospecha que han violado las reglas de inmigración.

Las personas detenidas en la frontera no tienen derecho a una revisión de su detención por un juez de inmigración, dijo Amnistía. Aquellos detenidos dentro de Estados Unidos tienen el derecho a presentarse ante un juez, pero la espera puede ser larga.

Bajo la ley internacional, la detención sólo debería ser utilizada en circunstancias excepcionales, debe ser justificada en cada caso individual y debe ser sometida a una revisión judicial.

Amnistía dijo que muchos de los inmigrantes que son arrestados no pueden ser puestos en libertad bajo fianza porque la cifra establecida es demasiado alta como para que ellos la puedan pagar.