Público
Público

Detenida en Alemania una mujer de 19 años por el homicidio del bebé hallado en el Arenal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la policía alemana han detenido en Alemania a Anna L., una mujer de dicha nacionalidad, de 19 años, como presunta autora del homicidio de un recién nacido, cuyo cadáver apareció el 1 de agosto en el conducto de ventilación de un edificio del barrio palmesano de Las Maravillas, en el Arenal.

La detención se produjo en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega dictada por el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma tras la investigación realizada por agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía, según ha informado la Jefatura Superior de Baleares en un comunicado.

Tras el hallazgo del cadáver de un recién nacido y de la placenta en el respiradero de un cuarto de baño de un edificio de apartamentos de la zona de la Playa de Palma, ocurrido el pasado 1 de agosto, el Grupo de Homicidios comenzó la investigación con la hipótesis de que la madre fuera la autora de los hechos.

El hallazgo del recién nacido se produjo tras la denuncia de los residentes en el inmueble de un fuerte olor a putrefacción y fue necesaria la intervención de los Bomberos de Palma para extraerlo del conducto de ventilación.

Del estudio de los restos, los médicos forenses determinaron en la autopsia que el bebé estaba completamente formado y apto para la vida, que presentaba diversas lesiones, así como síntomas de vitalidad y aire en algunos alveolos, lo que demostraba que el recién nacido había vivido.

Efectivos del Grupo de Homicidios averiguaron que la autora del presunto homicidio podría ser una joven alemana que había pasado una semana visitando a quienes residían en el apartamento donde fue hallado el cadáver, acompañada de una amiga, y que habría ocultado su embarazo.

Los interrogatorios a los residentes en la finca dieron lugar al descubrimiento de indicios como que la joven usaba ropa amplia y evitaba ir a la piscina o a la playa, o que el día 28 de julio había manifestado que se encontraba indispuesta, seguramente por las contracciones propias del parto.

Según el relato policial, la joven habría dado a luz y muerte al recién nacido en el cuarto de baño, lo habría ocultado y posteriormente regresó a su país junto a su amiga, a quien, según las investigaciones, nunca informó de lo ocurrido.

Tras diversas pesquisas, fue cursada la Orden Europea de Detención y Entrega para la presunta homicida, así como una comisión rogatoria para tomar declaración como imputada a su acompañante en el viaje, Laura S., también de 19 años.

Tras su detención, Anna L. ha admitido los hechos ante la Fiscalía alemana aunque ha manifestado que no tuvo intención de matar a su hijo. Su acompañante ha señalado que no tuvo ningún conocimiento de los hechos ni del estado de gestación de su amiga.

La investigación, a la espera de la resolución y entrega, concluye que la presunta homicida llevó a cabo la acción homicida ella sola, así como el posterior ocultamiento del cadáver del bebé y la placenta.

Ni la detenida ni su amiga tienen antecedentes delictivos ni en España ni en Alemania.