Público
Público

Detenida la cúpula del grupo de seguridad ESABE

Se les acusa de varios delitos relacionados con su actividad económica, y de un fraude de 30 millones de euros a la Seguridad Social. UGT asegura que la compañía adeuda 6 nóminas a los trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha detenido a la cúpula del grupo empresarial ESABE, dedicado a la seguridad privada, por varios delitos relacionados con su actividad económica, así como por un fraude de 30 millones de euros a la Seguridad Social. Según han informado fuentes de la investigación, los detenidos son diez personas, entre ellos los dueños, directivos y ejecutivos del grupo empresarial. Se han llevado a cabo también ocho registros en distintas sedes de la compañía, fundamentalmente en Madrid. La operación ha sido desarrollada por la Unidad Central de Seguridad Privada de la Comisaría General de la Policía Judicial de la Policía Nacional.

A los detenidos se les acusa de delitos de alzamiento de bienes, insolvencia punible, falsedad documental y delitos contra la Seguridad Social, a la que podían haber defraudado unos 30 millones de euros, según las fuentes de la investigación. La cúpula directiva de ESABE ha sido detenida por formar un entramado empresarial en el ámbito de la seguridad privada para obtener, según las fuentes, 'beneficios ilícitos' a través de las actividades económicas a las que se dedican, principalmente de seguridad privada y limpieza.

 

Fuentes de la investigación han explicado que durante la investigación se ha determinado que los detenidos incurrían también en competencia desleal.

UGT ha denunciado que la empresa de seguridad adeuda a los trabajadores hasta 6 nóminas, por lo que ha exigido responsabilidades al Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el que la empresa tenía firmados varios contratos. El sindicato ha señalado también que recientemente un trabajador de Esabe, acuciado por su situación económica, se suicidó en Sevilla, un hecho que, según UGT, ha acelerado la causa que se sigue contra la empresa. En un comunicado, el sindicato ha explicado que lleva meses denunciando ante la Inspección de Trabajo, los juzgados de lo Social y ante el Ministerio del Interior el impago de los salarios, así como todo tipo de incumplimientos de la legislación.

Según el sindicato, los propietarios del grupo empresarial, que tiene su sede en Madrid, son propietarios de un lujoso yate que se encuentra atracado en el puerto de Benalmádena (Málaga). UGT ha subrayado también que la dirección de la empresa vendió varios Ferraris por un importe de tan solo 12.000 euros.

Esabe, que también tiene una división de limpieza, tenía varios contratos suscritos con distintas consejerías autonómicas, entre ella con la de Justicia de la Comunidad de Madrid, al tiempo que mantiene abierto desde hace tiempo un litigio con otra empresa del sector, Securitas, según el sindicato.

Esabe tiene una plantilla de casi 4.000 trabajadores y lleva 15 años operando en servicios de seguridad y vigilancia (vigilantes en hospitales, polígonos industriales, centros comerciales, líneas de distribución y urbanizaciones).
Además, mantiene sistemas de seguridad electrónica y de vídeo-vigilancia, realiza transportes de fondos en vehículos blindados y servicios de limpieza de oficinas.