Publicado: 10.05.2014 17:34 |Actualizado: 10.05.2014 17:34

Detenida una mujer por obligar a ejercer la prostitución a nigerianas bajo amenaza de vudú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de nacionalidad nigeriana y 44 años de edad acusada de la trata de mujeres con fines de explotación sexual y pertenencia a un grupo criminal que captaba a mujeres en Nigeria con falsas promesas de trabajo y una vez en Castelló les obligaba a ejercer la prostitución bajo amenaza de vudú.

Según ha informado la Comisaría provincial en un comunicado, se considera a la mujer presuntamente responsable de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, detención ilegal, inmigración ilegal, amenazas, coacciones, pertenencia a grupo criminal, relativo a la prostitución y falseada documental. Asimismo, un un hombre ha sido arrestado acusado de un delito de falsedad documental y pertenencia a organización criminal por falsificar documentos relacionados con las víctimas.

La investigación policial, bajo el nombre de 'Operación Lago', se inició en el mes de abril ante las sospechas de la existencia de una red de trata de seres humanos. Tras las primeras pesquisas los agentes averiguaron que podría tratarse de una red que captaba a mujeres en Nigeria, incluso menores de edad, con la promesa de tener un trabajo en España y una vida con más posibilidades.

Tenían que cumplir 12 horas diarias de trabajo todos los días de la semana

Una vez en Castelló, la red alojaba a las mujeres en el piso de la principal imputada, donde se les informaba de que el trabajo no existía y que su destino iba a ser el de ejercer la prostitución en la calle, más concretamente en el Caminás, ya que tenían que devolver el dinero que había costado el viaje, cifras que en ocasiones rondaban los 50.000 euros.

Las mujeres que se negaban a ejercer la prostitución eran encerradas en las habitaciones de la vivienda de la ahora detenida, sin poder salir, con agresiones y falta de las necesidades más básicas, incluso de alimentación. Además, eran constantemente amenazadas con rituales de magia vudú, para lo cual les tomaban muestras de cabello, de vello de las axilas, uñas y sangre.

Para prostituirse las mujeres debían colocarse en lugares concretos del Caminás y cumplir con doce horas diarias de trabajo todos los días de la semana hasta pagar su deuda. Además, tampoco podían ofrecer servicios sexuales a personas de raza negra y debían entregar a su captora semanalmente una importante suma de dinero, casi imposible de conseguir.

La operación se saldó con la detención de estas dos personas, de nacionalidad nigeriana, aunque hay más que están siendo investigadas, ya que la red podría tener ramificaciones incluso fuera de España. Los arrestados han sido puestos a disposición judicial, que ha ordenado el ingreso en prisión de la mujer.

Tras las detenciones se realizó un registro domiciliario en la vivienda de Castelló en el que se intervinieron un ordenador, 3.500 euros, tres teléfonos móviles de última generación, junto a otro material documental que corroboraría la existencia y alcance de la red y está siendo analizados por expertos policiales en la materia.

Así mismo se incautaron varias bolsas de plástico con nombres de chicas con restos biológicos en su interior, que serían los empleados en el ritual vudú.