Público
Público

Detenidas 36 personas en una operación contra Segi

Los arrestos contra la rama juvenil de Batasuna en Euskadi y Navarra se llevan a cabo bajo la dirección del juez Grande Marlaska

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Fuerzas de Seguridad del Estado efectuaron esta noche al menos 36 detenciones en el Euskadi y Navarra en una operación contra Segi, la ilegalizada rama juvenil de Batasuna, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

La operación fue llevada a cabo conjuntamente por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de policía, bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska, quien, junto a dos fiscales de su Juzgado y toda la cúpula policial, viajó a San Sebastían, donde se instaló el centro de coordinación de la operación.

A las seis de la mañana la Guardia Civil había detenido a siete personas, mientras que el Cuerpo Nacional de Policía ha arrestado a 29, entre ellos los cabecillas de Segi, según las mismas fuentes. Los primeros nombres conocidos de los detenidos son Carlos Renedo en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga; Zuriñe Ogenaga en Lekeitio; Aritz Petralanda en Zamudio, Joseba Dalmau en Galdakao.

La operación lleva preparándose desde el mes de mayo  

En Idiazabal (Guipúzcoa) ha sido detenido Jon Tellería y en Vitoria Juan Anda Vélez de Mendizabal. Las fuerzas policiales han acudido a los domicilios de al menos tres personas más que no se encontraban en los mismos, por lo que no han podido arrestarlos.

Siete de los de los 36 detenidos lo han sido en Navarra, en las localidades de Pamplona, Barañáin y Burlada. También se ha procedido al registro de distintos locales y viviendas en Navarra, entre los que estaría el gaztetxe (local juvenil) de Zizur Mayor, según la información que la asamblea de jóvenes de esta localidad ha colgado en su web.

Además, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía han efectuado al menos 34 registros en domicilios, gaztetxes (sedes juveniles) y sociedades gastronómicas. La operación sigue abierta, por lo que puede haber aún más detenciones y registros.

La operación lleva varios meses preparándose, precisaron las mismas fuentes. De hecho, empezó a gestarse en el mes de mayo a partir de la documentación incautada a Ekaitz Sirvent, quien diseñó una estrategia para reforzar la militancia de base de la banda.

En los últimos dos años y medio, más de cien personas han sido detenidas en una estrategia de Interior para cortar la kalle borroka y descabezar a Segi en Euskadi y Navarra. A lo largo de esas operaciones se ha ido recopilando información que ha sido fundamental para asestar este golpe a los cachorros de ETA.

El último ideólogo de ETA, detenido el 10 de abril en una estación de tren de Paris (Francia), ordenó reforzar la presencia de sus bases en plataformas y organizaciones legales lejos de la 'kale borroka' para evitar detenciones, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Sirvent diseñó una estrategia para reforzar la militancia de base de la banda

Estas mismas fuentes precisaron que esta preocupación de Sirvent parte del elevado número de detenciones de miembros de la 'kale borroka' que se produjeron tras la ruptura del último alto el fuego y que, a su juicio, estaba mermando el frente juvenil de la banda. Su deseo era mantener activo un frente llamado a nutrir las filas de la banda terrorista en el futuro.

Por ello, Sirvent apostó por reducir los actos de violencia callejera tan sólo a ocasiones excepcionales como la celebración de fiestas patronales, según estas fuentes. Sin embargo, la intención de este terrorista, cercano al ex jefe del 'aparato militar' de la banda, Garikoitz Azpiazu Rubina, alias 'Txeroki', era la de infiltrar a sus jóvenes en organizaciones, instituciones o plataformas legales de la órbita de la izquierda 'abertzale'.

Segi es la organización juvenil vinculada al entorno de ETA que fue declarada terrorista por el Tribunal Supremo el 19 de enero de 2007 al considerarla seguidora de las también ilegalizadas Haika y Jarrai. El alto tribunal culminó, pues, un proceso iniciado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien en febrero de 2002 declaró la ilicitud de estas asociaciones.