Público
Público

Detenidas cuatro personas por difundir por WhatsApp el vídeo erótico de una niña

La Policía Nacional advierte de los peligros de compartir fotos a través de redes sociales. Dos de los sospechosos son menores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, dos adultos y dos menores, acusados de distribuir un vídeo con contenido sexual cuya protagonista es una adolescente de 15 años. 

La víctima se había filmado voluntariamente en actitud erótica y había enviado las imágenes a otro menor, de su misma edad, que inició la difusión de las mismas a través de la aplicación para móviles Whatsapp. La cadena se extendió hasta que la madre de la joven denunció ante la Policía que estaba circulando el vídeo de su hija sin su consentimiento.

Tras las primeras investigaciones, los agentes detuvieron a cuatro personas a las que consideran responsables del origen de la 'enorme' difusión alcanzada, informa la Policía en un comunicado. Uno de los sospechosos es el menor, de 15 años, a quien la víctima envió las imágenes. Otro menor y dos adultos están también acusados como responsables de la propagación del vídeo.

No es la primera vez que ocurre algo parecido. Por ello, la Policía Nacional recuerda, en una nota de prensa, los peligros de difundir fotos privadas a través de las redes sociales o por sms. 'El sexting, que consiste en enviar imágenes de contenido erótico por medios electrónicos, se da generalmente entre personas que mantienen algún vínculo afectivo o relaciones 'virtuales'. Los problemas surgen cuando la relación se termina y alguna de las partes conserva archivos comprometedores en su poder y los difunde', advierten. En estos casos, la Policía recomienda a los menores afectados que acudan a sus padres o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para denunciar dichos abusos. 

1. Hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas es siempre un error. En el caso de los menores puede ocasionar situaciones de chantaje o ciberacoso sexual (grooming) o acoso en el entorno escolar (bullying). Redistribuir este tipo de imágenes de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.

2. Los padres deben crear un clima de confianza con los hijos para tratar estos temas e informarles de los riesgos y de las consecuencias que entraña facilitar datos personales o enviar fotografías y vídeos comprometidos a otras personas, incluso aunque sean sus amigos, ya que pueden perjudicar su honor.

3. La prevención es esencial. Si su hijo le informa de contenidos que le han hecho sentir incómodos (de tipo sexual), déle la importancia que realmente tiene y denúncielo. 

4. Si un menor sufre alguna situación de este tipo, debe informar a sus padres y denunciar los hechos ante la Policía.

5. Si reciben por cualquier medio un material de este tipo, no la compartan, denúncienlo de forma privada a denuncias.pornografia.infantil@policía.es