Público
Público

Detenidas diez personas que supuestamente pretendían atentar contra la FINUL

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas de seguridad libanesas han anunciado hoy la detención de un grupo de diez supuestos terroristas que pretendían atentar contra la Fuerza Interina de la ONU para el Líbano (FINUL), desplegada en el sur del país.

Según informaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad, que no precisaron la fecha ni el lugar de las detenciones, los detenidos son extremistas islámicos, entre los que hay "árabes y extranjeros".

Por otro lado, un comunicado del Ejército libanés confirmó que los arrestados supuestamente pertenecen a una célula islamista, y que la mayoría proceden de otros países árabes.

La nota explicó que la presunta red terrorista pretendía, además de atentar contra la FINUL, atacar al Ejército libanés y planificar operaciones en el exterior del Líbano,según las investigaciones de los servicios de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

También, entre sus objetivos figuraba sacar del país a terroristas buscados, escondidos en el campo de refugiados palestinos de Ain Helu, el mayor del Líbano y situado cerca de Sidón, en el sur, con documentación falsa y fondos conseguidos por miembros de la red en el extranjero.

Asimismo, las investigaciones de la Inteligencia libanesa revelaron que el grupo planeaba acoger a "elementos fundamentalistas pertenecientes a la organización 'Fatah al Islam' y asegurar su ingreso en Ain Helu con documentación falsa", agregó el texto.

El grupo radical suní "Fatah al Islam" se enfrentó durante más de tres meses en el verano de 2007 al Ejército libanés en el campo de refugiados palestinos de Nahar al Bared, en el norte del país, en unos choques que ocasionaron unos 400 muertos, y que concluyeron con la toma del lugar por parte de los soldados.

El comunicado agregó que uno de los métodos contemplados por el supuesto grupo terrorista para financiarse era el robo de joyerías y de centros financieros.

La FINUL -fuerza creada en marzo de 1978, cinco días después de que el Ejército israelí ocupara el sur del Líbano, país del que se retiró en mayo de año 2000- vela por el cumplimiento de los acuerdos de la ONU y evitar el estallido de nuevos enfrentamientos armados entre el Líbano e Israel.

Desde el refuerzo de este contingente multinacional, tras la última guerra y alto el fuego entre la milicia libanesa Hizbulá e Israel en el verano de 2006, las tropas de la FINUL han sido objeto de varios atentados.

En el ataque más sangriento, ocurrido el 24 de junio de 2007, perdieron la vida tres cascos azules españoles y tres colombianos.