Público
Público

Un detenido por un agujero de 1450 millones de euros en UBS

El banco suizo aumenta sus problemas de financiación con este caso, por el que ha sido detenido un sospechoso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El banco suizo UBS ha confirmado unas pérdidas por valor de alrededor de 2.000 millones de dólares en operaciones no autorizadas de uno de sus operadores en banca de inversión.

Según ha informado el banco, el supuesto fraude está siendo investigado, aunque ya ha sido detenido un hombre de 31 años en Londres que se llama Kweku Adoboli, mientras se evalúa la importancia de las pérdidas.

Según informa la Policía, el detenido es 'sospechoso de fraude por abuso de posición'. Adoboli se encuentra en estos momentos bajo custodia policial y las autoridades ya han comenzado la investigación. 

A primera hora de la mañana UBS informaba del presunto fraude por operaciones no autorizadas de un agente en los mercados. Y agregó que es posible que esta circunstancia introduzca una importante variación en los resultados del tercer trimestre de 2011 y adelantó la posibilidad de que se contabilicen pérdidas.

Según ha informado el banco, el supuesto fraude está siendo investigado, pero se ha podido constatar la importancia de la pérdida originada. En una breve nota, la entidad suiza aseguró que las operaciones no autorizadas no afectaron a las posiciones de ningún cliente.

La información tuvo un efecto inmediato en las acciones de UBS, que perdieron un 8,5 % de su valor en los primeros minutos de actividad de la Bolsa de Valores de Zúrich.

El caso de Adoboli se asemeja mucho al del francés Jérôme Kerviel, que a principios de 2008 hizo que se esfumaran 4.900 millones de euros de Société Générale.

Kerviel fue condenado en octubre de 2010 a cinco años de prisión tras encontrarle culpable de delitos de abuso de confianza, de falsificación y de introducción ilegal de datos en un sistema informático. Además, Kerviel fue condenado a reembolsar todo el dinero.