Público
Público

Detenido un alcalde socialista en Lugo por tráfico de influencias

La jueza investiga si el regidor y otros tres ediles de Castro de Rei han prevaricado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Policía Nacional trasladaron ayer a la comisaría de Lugo al alcalde del municipio lucense de Castro de Rei, el socialista Juan José Díaz Valiño, y a tres concejales (dos del PSdeG y uno de Terra Galega), tras un registro efectuado en el consistorio por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, Estela San José. Al cierre de esta edición, todos ellos permanecían a la espera de pasar a disposición judicial en cuestión de horas, previsiblemente esta mañana.

Los ediles detenidos son los socialistas Ana Campo y Antón Balado, y el responsable de Obras del municipio, Roberto Lorenzo, miembro de Terra Galega (TeGa). El alcalde, Díaz Valiño, es el responsable de Política Municipal de la Ejecutiva provincial del PSOE.

Los agentes se llevaron 'mucha documentación' del ayuntamiento, cuyas dependencias fueron registradas e inspeccionadas desde las 9.30 horas hasta las 14.15. Durante este tiempo, se revisaron 'numerosos expedientes' y se realizaron 'cantidad de fotocopias', según fuentes consultadas por Europa Press.

Los detenidos están siendo investigados por supuestos delitos de tráfico de influencias y prevaricación, posiblemente relacionados con licencias municipales, en pesquisas abiertas hace 'unos dos años', según fuentes judiciales, aunque el operativo policial constituyó toda una sorpresa incluso para PP y BNG.

Se da la circunstancia de que Antonio Balado, concejal detenido, es hermano de Francisco Balado, edil del PP. Ambos son hijos del ex alcalde Francisco Javier Balado Lence y primos de Xurxo Balado, otro concejal del BNG.

Los detenidos están siendo investigados por supuestos delitos de tráfico de influencias y prevaricación

La jueza que investiga el caso instruye también la causa por un supuesto sobreseimiento irregular de multas, en la que se vieron implicados Julio González, ex responsable de la Jefatura de Tráfico en Lugo, y Jesús Otero, ex subdelegado del Gobierno en la provincia.

La Policía también se desplazó al vecino Ayuntamiento de Cospeito, tras el registro efectuado en el consistorio de Castro de Rei, para recoger documentación. El PP, partido al que pertenece al alcalde de esta población, asegura que la visita no guarda relación con el ayuntamiento y sí con la búsqueda de más datos sobre Castro de Rei en dependencias de la Mancomunidade de Terra Chá, ubicada en la casa consistorial de la localidad. Allí se habrían hecho con documentación supuestamente relacionada con la contratación de personal en la mancomunidad.

El único edil socialista de Castro de Rei que no fue detenido, Mario Saavedra, proclamó la 'inocencia' de sus compañeros de partido, que calificó de personas 'excelentes y muy trabajadoras', y reprobó el 'dantesco despliegue policial'. Saavedra asegura desconocer el objetivo del registro. 'No sé absolutamente nada; a mis compañeros los fueron a buscar a casa, los detuvieron y los llevaron al ayuntamiento', explicó. 'Podríamos cometer algún error, pero no intencionadamente'.

El PP, por su parte, se apresuró a exigir responsabilidades a los máximos dirigentes del PSOE

El BNG de Castro de Rei, que hace apenas un mes se incorporó al gobierno local, rechazó expresamente asumir la alcaldía a la espera de que la juez adopte una decisión acerca de la detención del regidor.

El PP, por su parte, se apresuró a exigir responsabilidades a los máximos dirigentes del PSOE en Galicia y Lugo. Según los conservadores, al líder de los socialistas lucenses, Ricardo Varela, sólo le quedan dos opciones: 'Desvincularse del alcalde o asumir su complicidad con este tipo de prácticas que, al parecer, son las que le hicieron prosperar en el PSOE de Lugo'.