Publicado: 30.08.2014 09:14 |Actualizado: 30.08.2014 09:14

Un solo detenido tras el ataque racista en Tánger a golpe de machete

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un inmigrante senegalés falleció este viernes al ser degollado por un machete durante el ataque de un grupo de marroquíes a los inmigrantes subsaharianos que malviven en un barrio de Tánger. Los marroquíes atacaron con machetes a los subsaharianos a la salida del rezo del viernes. "Viernes de sangre y de yihad", decían. Mientras asaltaban a los inmigrantes, quemaban sus pertenencias. El asalto se produjo en el barrio tangerino de Boukhalef. Al menos seis subsaharianos ingresaron en el hospital.

Los inmigrantes pedían "llorando que se llame a la policía marroquí para que pare la locura", según relata la activista de Caminando Fronteras Helena Maleno en Twitter, quien ha identificado a uno de los líderes como el agresor que la asaltó hace quince días en otro ataque a los subsaharianos. La policía tardó en personarse, mientras que las ambulancias acudieron en ayuda de las víctimas. Cuando llegó, la policía intervino con una violencia "desmesurada" contra los inmigrantes, según informaron testigos presenciales.

Según las fuentes, antes de medianoche un senegalés murió apuñalado por causas aún por establecer en uno de los inmuebles del barrio, mientras que a pocos metros de lugar los marroquíes, armados con piedras y machetes, comenzaron a quemar los objetos personales de los subsaharianos. "Al llegar la Policía algunos de los subsaharianos querían entregar el cuerpo del senegalés y otros se negaban. Sobre las tres de la madrugada (las fuerzas policiales) entraron a porrazos y se abalanzaron sobre ellos mientras les insultaban", subrayaron las fuentes.

"Los subsaharianos gritaban asustados", indicaron, mientras aseguraron que al menos seis personas fueron trasladadas al hospital Mohamed V de Tánger, dos de ellas con traumatismo craneal y otras cuatro heridas de levedad.En Boukhalef malviven de forma provisional muchos inmigrantes que esperan para cruzar el Estrecho. En enero y diciembre pasados dos subsaharianos fallecieron al caer por la ventana durante las habituales redadas policiales.

Un hombre de nacionalidad marroquí ha sido detenido como presunto autor del asesinato de un senegalés el viernes en Tánger, informaron fuentes cercanas a la policía. Las fuentes indicaron que el sospechoso se encuentra en la dependencias policiales.

Explicaron que esta mañana entre 20 y 60 subsaharianos fueron detenidos en una marcha no autorizada en la que participaron unos 200 inmigrantes. Los subsaharianos intentaron dirigirse al centro de la ciudad de Tánger para protestar por la muerte del senegalés, que, según las fuentes fue apuñalado, y tras varias advertencias de la policía para que se dispersasen las fuerzas del orden intervinieron de "manera contundente", aunque por el momento no hay confirmación oficial de estos extremos.

Esta madrugada los subsaharianos del barrio tangerino de Bujalef, fueron agredidos por un grupo de marroquíes y la policía intervino con una violencia "desmesurada", según afirmaron algunos testigos. Por su parte, la Wilaya (gobierno civil) confirmó la muerte de una persona y afirmó que catorce resultaron heridas.

La Policía no intervino a pesar de ser testigo de lo que estaba sucediendo Anunció que se ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido e identificar a los instigadores de los hechos. El ataque de esta noche se ha producido después del ocurrido en el mismo barrio a mediados de agosto, que terminó con varios subsaharianos heridos. A diferencia de esta noche, según declaró entonces Helena Maleno, del colectivo Caminando Fronteras, la policía no intervino, a pesar de ser testigo de lo que estaba ocurriendo.

Por otro lado, las fuentes señalaron que la policía ha recuperado el cuerpo en proceso de descomposición de un subsahariano en el mar, en la playa de Markala, en Tánger.