Público
Público

Detenido por difundir en Twitter datos personales de Rosa Díez y Toni Cantó

El joven detenido de Guadalajara almacenaba información personal de más de 1.500 personas entre políticos, deportistas y periodistas, como Pipi Estrada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil ha detenido en Guadalajara a un joven de 20 años por difundir en la red social Twitter datos personales, como números de teléfono y cuentas de correo electrónico, de los diputados de Unión Progreso y Democracia (UPyD) Rosa Díez y Toni Cantó. El detenido, según han explicado hoy los responsables de la operación, almacenaba además información personal de más de 1.500 personas relacionadas con el mundo de la política, el periodismo o el deporte. Aunque la Guardia Civil no ha querido facilitar más nombres, sí ha difundido los de los responsables del partido de UPyD porque lo han autorizado ellos mismos y porque además fueron los que denunciaron los hechos al recibir en sus WhatsApp y en sus correos electrónicos injurias y amenazas.

De todos modos, fuentes de la investigación han señalado que entre las personas de las que el detenido tenía información privada figura también el periodista Pipi Estrada, cuyo teléfono ya había sido difundido en las redes sociales hace unos meses. Este joven, al que se le imputan delitos de descubrimiento y revelación de secretos penados con entre uno y tres años de cárcel, intentaba camuflar el teléfono de estos políticos con frases en las que, por ejemplo, decía 'xxx-xxx-xxx de razones por las que Rosa Díez debe dimitir'.

Según ha explicado el responsable de la operación 'Semillero', la motivación del joven era la 'malsana diversión de molestar'. Además, el detenido llamaba al teléfono móvil de los personajes que tenía fichados y grababa las conversaciones para luego difundirlas en las redes si le interesaba. Tras la denuncia de los dirigentes de UPyD, los agentes descubrieron que el supuesto autor hacía uso de redes sociales, servicios de telefonía de operadoras virtuales, mensajería instantánea y otros sistemas aprovechándose del anonimato que proporciona el uso de estos canales.

Los agentes, a través de diversas técnicas de investigación, realizaron un seguimiento a los distintos perfiles que utilizaba la persona que difundía los datos en Twitter y consiguieron identificarlo. Tras un análisis forense del material intervenido durante la operación, se identificaron accesos a perfiles de personas, así como una base de datos con más de 1.500 registros con información de carácter privado de personajes públicos relacionados con la política, el deporte y la televisión. La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.