Público
Público

Un detenido durante la protesta en la Sareb mientras sus accionistas aprueban el sueldo de Romana

La junta de accionistas del banco malo aprueba por unanimidad los sueldos de sus directivos y las cuentas de 2012 mientras fuera, medio centenar de afectados por la hipoteca reclaman alquileres sociales con las viviendas vacías de la Sareb

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La concentración de este miércoles en la sede de la Sareb, más conocido como banco malo, se ha saldado con una persona detenida cuando varios agentes de la Policía Nacional procedieron a identificarle.

La convocatoria, salida de afectados por la hipoteca y por asambleas del 15-M y que demandaba la creación de un parque público de vivienda destinado al alquiler social con los pisos vacíos de esta entidad, ha congregado a medio centenar de personas frente a la puerta de la sede. Mientras, en el interior del edificio, los accionistas se reunían en la primera junta general en la que, entre otros asuntos, se ha aprobado por unanimidad la política de retribuciones de los directivos, por la que su presidenta, Belén Romana, seguirá cobrando un sueldo 33.000 euros mensuales, casi 400.000 anuales.

Alrededor de las 18.00 horas, los activistas y afectados por la hipoteca se han colocado frente a la puerta del banco malo tras una pancarta que decía 'viviendas del Sareb para alquiler social', al tiempo que gritaban cánticos como 'tenemos la solución. Los banqueros, a prisión' o 'Obra Social la PAH, si no nos dais los pisos, los vendremos a tomar'.

La cita estaba transcurriendo sin incidentes, sin embargo, tras la identificación de uno de los manifestantes, varios agentes procedieron a la detención del joven, lo que provocó algunos episodios de tensión y que los concentrados cantaran consignas contra la Policía.

Entre los manifestantes se encontraban algunos desahuciados cuyas viviendas han sido adquiridas por el banco malo. Es el caso de Mercedes Muñoz, cuyo piso ya no pertenece a Bankia, sino al Sareb. Aunque según explica, tras solicitar la moratoria de su desahucio, sigue viviendo en su casa a la esperar de que los juzgados se pronuncien. 'Bankia se negó a darme un alquiler social y llevo son trabajo desde 2011', asegura la mujer que teme que finalmente sea echada de su casa sin poder negociar con los nuevo propietario, la Sareb.

Según confirmó a Público uno de los manifestantes, estamos asistiendo a un 'cohecho legalizado' en el que los bancos siguen recibiendo dinero público para cubrir 'los agujeros que ellos mismos crearon' mientras 'sigue habiendo cientos de pisos vacios que ahora son de todos los que pagan impuestos, porque casi la mitad de los activos de la Sareb proceden de bancos nacionalizados', explican.

Por este motivo los afectados creen legítimo la creación de un parque público con las casas vacías de la Sareb destinado al alquiler social y asequible, en lugar de mantenerlos vacíos hasta que recuperen parte de su valor.