Publicado: 04.01.2014 10:23 |Actualizado: 04.01.2014 10:23

Un detenido en EEUU por robar cerebros y venderlos en Internet

Llegó a subastar hasta sesenta cerebros que había sustraído del Museo de Historia de la Medicina de Indiana procedentes de autopsias a pacientes con enfermedades mentales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un joven de 21 años de edad ha sido detenido por robar cerebros de enfermos mentales que posteriormente vendía a través de internet, algunos de ellos, a través de sitio de subastas eBay .

Las sospechas se levantaron cuando se observó que algo extraño sucedía en una heladería de Indiana (EEUU). El objetivo eran cerebros robados y la detención del sospechoso mostró un macabro robo de cerebros de enfermos mentales muertos para venderlos en internet, informa CNN.

El detenido llegó a vender hasta sesenta cerebros que había sustraído del Museo de Historia de la Medicina de Indiana, de donde sacó más de 60 frascos de cerebros y otros tejidos humanos procedentes de autopsias de pacientes en la década de 1890, que se encontraban en un espacio de almacenamiento.

Documentos de la corte revelaron que algunos frascos se vendieron en el sitio de subastas eBay por un intermediario, a pesar de la política de la empresa en contra de comerciar con seres humanos y con su cuerpo.

Los cerebros procedían de autopsias realizadas en la década de 1890

El "negocio" que había montado el sospechoso, comenzó a desmoronarse cuando la directora ejecutiva del museo, Mary Ellen Hennessey Nottage, recibió una llamada el mes pasado de un hombre en California que dijo que había comprado "seis tinajas de materia cerebral" por 600 dólares en eBay, de acuerdo con documentos de la corte. El hombre sospechaba que los frascos fueran robados cuando los comparó con otros en el sitio web del museo.

El joven fue arrestado el 16 de diciembre después de que las autoridades organizaran una operación encubierta. El sospechoso fue acusado de robo y otros cargos.

El detenido comparecerá ante una corte de Indianápolis este mes con relación al presunto robo de decenas de frascos con tejido cerebral humano valorado en cerca de 4.800 dólares.