Público
Público

Detenido en Francia "Txeroki", jefe militar de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Garkoitz Aspiazu Rubina, alias "Txeroki", presunto jefe del aparato militar de ETA, fue detenido en la madrugada del lunes en el suroeste de Francia, según anunció el Ministerio francés del Interior, en el mayor golpe que sufre la banda armada en meses.

"Txeroki" fue detenido en una región pirenaica cerca de la frontera con España, y es sospechoso de haber asesinado a dos guardias civiles en diciembre de 2007 en la localidad francesa de Capbreton.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene previsto hablar ante la prensa al mediodía para informar sobre la detención, mientras que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, indicó que este era el camino a seguir para acabar con ETA y felicitó a la Guardia Civil por su papel en la operación.

Según una fuente policial, las fuerzas de seguridad irrumpieron en su casa a las 03:30 horas en el marco de una comisión rogatoria de la juez antiterrorista Laurence Le Vert.

El presunto dirigente etarra alquilaba desde la semana pasada un estudio situado en una calle del centro del balneario de Cauterets en una casa cuya propietaria es una señora de edad que vivía también allí. Ésta última no ha hablado aún con la policía.

El registro se desarrolló en presencia del sospechoso, que no realizó ninguna declaración, y permitió la incautación de una pistola, un ordenador y documentación falsa española y francesa.

La detención supone el golpe más duro asestado a ETA desde mayo, cuando Francisco Javier López Peña, considerado un dirigente histórico de la banda, fue detenido en Burdeos.

"Esto les va a molestar considerablemente porque Txeroki había estado muy activo en los últimos meses. Hay que determinar ahora su papel preciso en los asesinatos de los dos guardias civiles", dijo a Reuters un responsable policial.

El ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo a principios de mes que Txeroki confesó a dos presuntos etarras detenidos en Pamplona que había participado en el atentado de Capbreton.

Los dos guardias civiles asesinados, Fernando Trapero y Raúl Centeno, estaban encargados de vigilar precisamente a Txeroki en una misión conjunta de las fuerzas de seguridad españolas y francesas.

Murieron tiroteados en un aparcamiento de un centro comercial cuando se encontraron fortuitamente con tres presuntos etarras. Dos miembros del comando, Asier Bengoa López de Armentia y Soaia Sánchez Iturregi, fueron detenidos pocos días después.

Medios españoles han señalado también que las fuerzas de seguridad consideran a Aspiazu responsable de ordenar el atentado con coche bomba del aeropuerto de Barajas en diciembre de 2006, que mató a dos ciudadanos ecuatorianos y acabó con las negociaciones de la banda con el Gobierno.

La ministra del Interior francesa, Michèle Alliot-Marie, felicitó en un comunicado a "todos los funcionarios de policía" de la subdirección antiterrorista y de la dirección central de información interior.

La detención de Txeroki "ilustra una vez más la excelente colaboración entre Francia y España en la lucha contra el terrorismo vasco", añadió.

Desde sus inicios en los 60, ETA ha matado a más de 800 personas. El último atentado mortal se cobró la vida de un militar en la localidad cántabra de Santoña el pasado septiembre.

Las encuestas indican que la mayoría de los vascos no quieren la independencia, y ha habido noticias en los medios sobre desacuerdos entre ETA y su brazo político, la ilegalizada Batasuna.