Público
Público

Detenido el fratricida de Gérgal tras 16 horas atrincherado en una casa

Trató de huir del lugar, cuando fue detenido por la Guardia Civil. Acabó con la vida de su hermana y también hirió al yerno de esta y a una vecina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil ha detenido a J.L.C., quien el pasado domingo presuntamente mató de un disparo a su hermana e hirió a otras dos personas, en Gérgal (Almería), tras escaparse de la casa de su madre, donde permanecía atrincherado desde anoche.

El presunto homicida había sido localizado anoche en la vivienda de su madre, tras la denuncia de tres vecinos, y desde entonces la Guardia Civil estableció un dispositivo que incluía un negociador.

Según ha declarado a Efe el alcalde de Gérgal, Miguel Guijarro, el presunto agresor pudo haber escapado tras hacer 'un agujero en la pared o en el suelo, aunque aún hay mucha confusión'.

Antonio Lao, vecino de la localidad y testigo del apresamiento, ha asegurado que estaba en la zona contemplando la actuación policial cuando varias personas comenzaron a gritar que el fratricida se escapaba de la casa. Como buen conocedor de la zona, uno de los agentes pidió a Lao que los acompañase y llegaron a un lugar donde el huido estaba agazapado en una terrena, cerca de un pozo.

Los agentes le dieron el alto y el hombre se entregó sin ofrecer resistencia, sólo pidió agua, y fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil.

J.L.C. se encontraba en paradero desconocido desde el pasado domingo, cuando, en la misma casa en la que ahora se encuentra y que es propiedad de su madre, protagonizó un tiroteo que acabó con la vida de su hermana e hirió de gravedad al yerno de ésta y a una vecina. Ambos evolucionan favorablemente en el hospital Torrecárdenas. La noche del martes, tres vecinos de la localidad avisaron de que habían visto al presunto autor del tiroteo en la vivienda de su madre.

El presunto autor de los hechos ya fue condenado judicialmente por agredir a un exalcalde del municipio, según fuentes cercanas a la investigación. La agresión al exregidor José Montoya tuvo lugar en agosto de 1984 y el excalde tuvo que recibir cinco puntos de sutura en la cara después de ser atacado cuando gobernaba en la localidad.