Publicado: 08.04.2014 08:57 |Actualizado: 08.04.2014 08:57

Detenido en Girona un hombre que se amputó dos dedos de la mano para intentar estafar a seis aseguradoras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 31 años que se amputó dos dedos de una mano para presuntamente intentar estafar a seis aseguradoras de Girona, ha informado este martes la policía catalana.

El 8 de febrero, un mosso fuera de servicio localizó en un parque infantil de la zona de Montilivi de Girona dos trozos de dedos, presuntamente humanos, un cuchillo de carnicero y una madera con restos de sangre.

El agente requirió a los Mossos, que al llegar al lugar encontraron un dedo y a pocos metros una caja de cartón con el cuchillo y una madera de cocina, ambos con restos de sangre y el precio todavía puesto, y en las inmediaciones un segundo dedo.

Los Mossos abrieron una investigación que llevó a los agentes a identificar a un hombre que había sido ingresado un día antes en el Hospital Josep Trueta de Girona por haber sufrido la amputación de dos falanges de la mano izquierda.

Se hicieron gestiones con los servicios de traumatología para intentar trasplantar las falanges localizadas, pero dado el tiempo que había pasado no fue posible.

El hombre manifestó que la amputación se la había producido de forma accidental en su domicilio mientras cortaba carne, pero los investigadores sospecharon de la versión, ya que los restos aparecieron un día después cerca de un ambulatorio, donde acudió en primera instancia.

Los Mossos descubrieron que el hombre, de nacionalidad paquistaní, tenía contratadas hasta seis pólizas de accidentes diferentes desde finales del año pasado, con las que ya había iniciado gestiones para cobrar las correspondientes indemnizaciones.

Las pólizas, contratadas por unos precios que oscilaban entre los 215 y los 490 euros, le daban derecho a cobrar indemnizaciones de entre 12.000 y 45.000 euros, con lo que habría obtenido más de 122.000 euros de beneficio.

Los agentes descubrieron que el detenido ya había estafado en 2013 a dos compañías que le habían indemnizado con más de 24.000 euros, alegando lesiones en la mano derecha que falsamente se habría producido en Pakistán.

El detenido, sin antecedentes, pasó a disposición judicial el 4 de abril y el juez decretó su libertad con cargos.