Publicado: 10.07.2015 10:37 |Actualizado: 10.07.2015 10:39

Detenido un hombre por violar presuntamente a dos mujeres en un hospital de Sevilla

Las agresiones tuvieron lugar en el aparcamiento del centro sanitario. Los trabajadores se manifiestan para pedir que se tomen medidas se seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El hospital Virgen de Valme, situado en Sevilla, donde han tenido lugar las dos violaciones.EP

El hospital Virgen de Valme, situado en Sevilla, donde han tenido lugar las dos violaciones.EP

SEVILLA.- La Policía Nacional ha detenido a un hombre en relación a las dos agresiones sexuales ocurridas en tan sólo ocho días en el aparcamiento del Hospital Virgen de Valme, en Sevilla, según han informado fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han precisado que fue este mismo jueves cuando agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional detuvieron a un hombre en relación a las dos violaciones denunciadas.

En este sentido, la Policía tendrá que determinar ahora si el detenido, cuya identidad se desconoce hasta el momento, es el autor de las dos agresiones sexuales ocurridas en el centro hospitalario, una investigación que se encuentra bajo secreto de sumario por orden del juez.



La primera de las denuncias fue presentada el 1 de julio por una mujer que declaró que había sido abordada por dos personas cuando salía del hospital, donde estaba ingresado su padre, y se disponía a recoger su coche en el aparcamiento. Los agresores, según su denuncia, la violaron en el mismo aparcamiento.

La segunda denuncia, cabe recordarlo, fue interpuesta el pasado miércoles, también por una violación ocurrida en el aparcamiento del Hospital Virgen de Valme.

Manifestación de residentes del hospital

Precisamente, los médicos Especialistas Internos Residentes del Hospital han convocado una manifestación que tendrá lugar este viernes de 10,00 a 11,00 horas en la puerta del hospital y a la que acudirá personal sanitario y no sanitario para pedir más vigilancia ante estas agresiones sexuales.

Los trabajadores solicitan más cámaras de seguridad, a pesar de que el Hospital insiste en que el aparcamiento donde tuvo lugar el suceso no es de su propiedad.

Además, han criticado que, ante tales hechos, los trabajadores del Hospital no hayan recibido "ningún tipo de información oficial acerca de lo ocurrido ni acerca de las medidas de seguridad y vigilancia que se van a tomar para evitar estos actos".

Fuera del debate sobre si las inmediaciones donde han ocurrido los hechos pertenecen o no físicamente al hospital, los residentes reclaman que la dirección no puede "lavarse las manos" en este asunto, ya que, sea o no de su propiedad, el uso que se hace de este aparcamiento es hospitalario y los usuarios son tanto trabajadores, como pacientes y familiares.

"Tenemos derecho a hacer uso de las inmediaciones del Hospital de manera segura, sin miedo a ver vulnerada nuestra integridad física ni moral", han señalado.