Publicado: 13.08.2015 20:41 |Actualizado: 13.08.2015 23:18

Detenido en Rumanía el presunto asesino de las jóvenes de Cuenca

Morate estaba oculto en la casa de un expreso rumano que conoció durante su estancia en la cárcel y preparaba un escondite. El seguimiento fue posible gracias a la señal del teléfono móvil. 

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
Sergio Morate, exnovio de Marina y principal sospechoso del crimen.

Sergio Morate, exnovio de Marina y principal sospechoso del crimen.

CUENCA.- Sergio Morate, el principal sospechoso del asesinato de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las chicas de cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados el miércoles en Cuenca, ha sido detenido este jueves en Rumanía, según han informado fuentes policiales. El sospechoso estaba oculto en la casa de un expreso rumano que conoció durante su estancia en la cárcel y fue localizado gracias a la señal del teléfono móvil. 

Sergio Morate y los dos rumanos que le acompañaban fueron detenidos cuando preparaban la vivienda para ocultarse, por lo que la Policía intenta ahora averiguar si esos otros dos hombres tuvieron algo que ver en la muerte de las jóvenes conquense. 



El presunto asesino llegó a Rumanía con el coche de un familiar, un Seat Ibiza de color verde, con matrícula 1062CPF, según han afirmado fuentes policiales. El arresto se ha producido a la salida de una vivienda en la localidad rumana de Lugos, en la región de Timisoara. 

El joven salió de España por el puesto fronterizo de Portbou (Francia), desde donde se desplazó a Rumanía, el mismo día en el que desaparecieron las chicas y supuestamente las asesinó. De no ser así, hubiera sido detectado en los controles de los pasos fronterizos, toda vez que desde el primer momento la Policía centró en él sus sospechas y puso en marcha todos los dispositivos de localización.

 Morate llevaba desaparecido desde el pasado jueves 6 de agosto, el mismo día en que fueron vistas por última vez las dos jóvenes, que fueron a su casa a recoger las cosas que Marina -exnovia de Sergio- había dejado en ella.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que Sergio Morate había planificado con antelación y de forma exhaustiva el crimen

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que Sergio Morate había planificado con antelación y de forma exhaustiva el crimen, que pudo cometer el mismo día en que desaparecieron las jóvenes, el pasado jueves.

Así lo aseguran fuentes de la investigación, que han señalado que son muchos los indicios que apuntan en esa dirección, entre ellos el hecho de que Morate, exnovio de Marina, tuviera cal en su casa, algo que no es habitual.

Todo lo tenía "bien pensado y estudiado", han añadido las fuentes, incluida la huida a Rumanía, a donde pudo viajar en su propio coche.

Otro detalle que demuestra que el asesinato de las chicas no fue producto de un momento de enajenación, es que Morate no ha utilizado desde la desaparición de Marina y Laura y de él mismo -el pasado jueves- ningún teléfono móvil ni tarjeta alguna de crédito o débito.

Es decir, el principal sospechoso no ha querido dejar pistas y rastros para dificultar el trabajo policial. 

Un amigo en prisión

Los investigadores ya han tomado declaración a un amigo de Morate, que se encuentra en prisión y que mantuvo una relación sentimental con una de las jóvenes fallecidas.

Morate también estuvo en la cárcel y sus padres, que tienen un negocio en Cuenca, conscientes de sus antecedentes, le estaban vigilando e intentando su reinserción y rehabilitación.

Tras el hallazgo de los cadáveres, la familia de Sergio Morate ha escrito un texto en el que le dicen que no solo asesinó a las jóvenes sino a su propia familia, y confían en que ojalá le localicen y encierren para que su "mente perturbada" pueda recuperarse y ser consciente de lo que ha hecho.

Interior contacta con la madre de una de las víctimas

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha llamado por teléfono a la madre de Marina, una de las dos chicas asesinadas en Cuenca, para expresarle su pesar y condolencias por la muerte de las jóvenes e informarle de la detención del principal sospechoso del crimen.

Fuentes de Interior han señalado a Efe que el ministro ha conversado durante unos minutos con la madre de la joven, poco después de que la policía rumana, en colaboración con la española, detuviera en ese país a Sergio Morate, a quien los agentes buscaban como presunto autor de la muerte de Marina y Laura.