Público
Público

Detenidos dos de los 10 delincuentes buscados por "Crimestoppers" en Alicante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos de los diez delincuentes británicos buscados en la Costa Blanca por la organización "Crimestoppers" han sido detenidos por la Guardia Civil en Benissa (Alicante) gracias a la colaboración ciudadana, según ha informado hoy la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares.

Los detenidos son Anthony Kearney, de 43 años y buscado por extorsión y delito de estafa, y Donna McCaffey, de 42 años y acusada de fraudes a bancos, ambos nacidos en Escocia.

Llinares ha asegurado que sobre los dos delincuentes, que son pareja sentimental, recaían órdenes europeas de detención.

Los arrestos se produjeron en la tarde de ayer, horas después de que la fundación británica "Crimestoppers", en colaboración con la Agencia Británica contra el Crimen Organizado (Soca), presentara en Alicante la campaña "Captura 2".

Esta iniciativa tiene como objeto la localización de diez ciudadanos británicos considerados como "peligrosos delincuentes huidos de la justicia británica" que supuestamente podrían residir de incógnito en algunas de las poblaciones del litoral alicantino.

De hecho, si la presentación tuvo lugar a las 11,30 horas, las primeras llamadas de colaboración efectuadas de forma anónima por vecinos se produjeron alrededor de las 16,00 horas, lo que permitió la detención de Anthony Kearney y Donna McCaffey, a pesar de que estos utilizaban las identidades falsas de Elisabeth McAndrew y James Murray, según ha apuntado la subdelegada del Gobierno.

La fundación habilitado un número de teléfono gratuito, el 900.555.111, y una dirección en Internet, www.crimestoppers-uk.org, para que los residentes den la información que posean sobre los supuestos delincuentes con el compromiso del total anonimato.

Los ahora ocho más buscados son Adam Hart, nacido en 1979 por tráfico de cocaína; Alan McDonald Gordon, de 1962 y por traficar con heroína y cannabis; Andrew Arthur Alderman, de 1959 condenado a diez años por agresión sexual y violación de una menor.

También figuran Andrew Robert Snelgrove, por intento de asesinato y posesión de arma de fuego con intención de matar; a Dean Lawrence Rice, de 1961 y condenado a cadena perpetua por secuestro y detención ilegal en grado de conspiración; y a Dennis Hunter, de 1950 en Budapest, por estafar a la Hacienda Pública 310 millones de euros y blanquear el producto del fraude.