Público
Público

Detenidos 33 adultos en la Cañada Real en nueva fase de operación Yugoslavia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido en el poblado de la Cañada Real de Madrid a 33 adultos y se ha hecho cargo de 53 menores en una nueva intervención de la denominada operación Yugoslavia, destinada a la desarticulación de bandas del Este especializadas en robos en viviendas, según fuentes policiales.

La operación Yugoslavia comenzó el año pasado y su primera fase culminó en junio con la detención en Madrid y Tarragona de 42 personas acusadas de pertenecer a una banda internacional especializada en robos en viviendas mediante el método del "resbalón" -abriendo la puerta con un plástico-.

Se les intervinieron más de seis kilos de joyas y 200.000 euros en efectivo, y se les acusó de noventa delitos, aunque se sospecha que cometieron muchos más.

En una segunda fase de la operación, desarrollada pocos días después, se detuvo a otras seis personas.

En el marco de esta misma operación, la madrugada del pasado miércoles, entre las 05.00 y las 07.00 horas, la Policía Nacional detuvo en la Cañada Real Galiana a 33 adultos y se hizo cargo de un total de 53 menores, en el transcurso de una intervención en la que intervinieron los GEO, debido a la peligrosidad de los sospechosos, que podían tener armas automáticas.

Todos los arrestados son de países del Este, fundamentalmente de Serbia, Croacia y Montenegro, y los adultos están acusados de robo con fuerza en viviendas, cuyas cerraduras manipulaban para poder abrir la puerta sin forzarla, una vez que los dueños salían.

En los robos utilizaban a niños, por lo que la Policía también detuvo a 40 menores, y se hizo cargo de otros trece que han tenido que ser tutelados porque sus padres no iban a poder hacerse cargo de ellos.

Una vez practicadas las detenciones y registradas las viviendas se procedió al derribo de varias de las casas intervenidas, y en la zona se ha hecho un socavón para evitar que se vuelvan a construir.

En esta intervención participaron una unidad de los GEO, dos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y efectivos del Grupo XI de la Brigada Provincial de Policía Judicial, todos ellos coordinados por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV).

Los detenidos podrían haber participado hasta en 500 robos con robos en viviendas, según las fuentes.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid únicamente ha confirmado que en la madrugada del miércoles se llevó a cabo una intervención dentro de una operación policial que continúa abierta, y de la que no ha ofrecido más detalles.