Público
Público

Detenidos 56 miembros de una red que hacía exámenes de conducir para otros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha detenido a 56 miembros de una red que falsificaba en toda España tarjetas de residencia para extranjeros y les suplantaba en los exámenes del permiso de conducir, con lo que obtuvo unos 2.000 carnés y un beneficio de más de 6 millones de euros.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía, la operación comenzó en Guipúzcoa el pasado mes de abril cuando la Brigada Provincial de Extranjería de San Sebastián descubrió que unas personas habían sustituido a otras en los exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico.

El método consistía, al parecer, en falsificar el documento de identidad de la persona que obtendría finalmente el permiso de conducir, en el que se colocaba la fotografía de quien realmente hacía la prueba, que tenía amplios conocimientos sobre la materia.

Además de este método, la red, integrada fundamentalmente por ciudadanos de origen paquistaní, conseguía distintos modelos de exámenes teóricos de la Dirección General de Tráfico, que eran memorizados por los alumnos.

La Policía, que ha contado con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico de Guipúzcoa, descubrió el pasado mes de abril que un aspirante paquistaní que acudió a un examen presentaba una tarjeta de residencia falsa, en la que figuraba su fotografía pero los datos de identidad eran de otra persona.

En el mes de mayo se confirmó la otra modalidad del método empleado, ya que otro ciudadano paquistaní se confundió y entregó el cuestionario con todas las respuestas correctas correspondientes a un modelo de examen distinto del que tenía que haber contestado.

Posteriormente, los agentes tuvieron conocimiento de que la organización cobraba entre 3.000 y 3.500 euros a los alumnos, y se calcula que lograron obtener unos 2.000 carnés de tipo "B", "btp", "C", y "C1", ya que esta red funcionaba desde 2007, con lo que según la Policía habría conseguido un beneficio de más de 6 millones de euros.

Este fraude no sólo se llevó a cabo en el País Vasco sino por todo el territorio en nacional, en autonomías como La Rioja, Castilla y León, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía y las Islas Baleares.

De esta red se sirvieron además de ciudadanos paquistaníes, otros del norte de África y de África Subsahariana.

De entre los 56 detenidos, 47 son de Pakistán, 4 de Marruecos, uno de Ghana, uno de Costa de Marfil, uno de Mali, otro de la India y uno más de Gambia.

El mayor número de detenciones ha tenido lugar en Guipúzcoa, con 20 arrestados, seguida de Barcelona con 17, Logroño con 10, Palma de Mallorca con 4, además de en Valencia, Lérida, Vitoria, Tarragona y Palencia, con uno en cada una de estas ciudades.

En los siete registros efectuados se han desmantelado dos laboratorios de falsificación de documentos, uno de ellos en Logroño y otro en Barcelona, donde se han intervenido gran cantidad de tarjetas de residencia falsificadas, exámenes de conducir en blanco, cuadernos con respuestas de exámenes, así como útiles y materiales para llevar a cabo las falsificaciones.