Público
Público

Detenidos dos alemanes en Sencelles, Mallorca, por estafar un millón de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Efectivos del Grupo de Delincuencia Internacional y Crimen Organizado han detenido en Sencelles (Mallorca) a dos alemanes, Christine A. D. Z., nacida en 1962; y Bernd S., nacido en 1952, contra quienes había una Orden Europea de Detención y Entrega por presunta estafa de más de 1 millón de euros.

La investigación para localizar a ambos había comenzado hace ocho meses, cuando el Grupo de Delincuencia Internacional y Crimen Organizado tuvo conocimiento de la búsqueda iniciada en 2004, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

Los detenidos están acusados de haberse dedicado a ofrecer créditos de hasta 30 millones de euros a un interés muy atractivo en toda Europa, con la única condición de que los solicitantes depositaran un 10 por ciento de la cantidad pedida en una cuenta de Gibraltar.

Según el relato policial, una vez depositado ese importe "no se volvía a saber nada de los estafadores ni del dinero". La cantidad defraudada a numerosas víctimas podría sobrepasar el millón de euros.

Las detenciones tuvieron lugar ayer, en la localidad mallorquina de Sencelles, donde la pareja residía en una casa de campo.

La policía ha informado de la complejidad de la detención, en la que los agentes requirieron la colaboración de trabajadores de una empresa dedicada al control de la fauna y contención de animales peligrosos, debido a que los arrestados protegían su vivienda con tres perros de raza pitt-bull

La detención de Christine Anna Dorothea Z., se produjo en torno a las 12.00 de la mañana y la mujer intentó confundir a los agentes diciendo que su novio había huido de la isla.

Tras la contención de los perros, los agentes entraron en la vivienda y detuvieron a Bernd S., que permanecía refugiado en el interior, vigilando a los policías con unos prismáticos de precisión y que había ocultado dinero en el interior de un congelador, en la cocina de la casa.

La policía ha subrayado que el detenido estaba calificado como "muy peligroso" por las autoridades alemanas, por tener conocimientos de defensa personal y artes marciales y ser aficionado a la caza.

En el domicilio han sido hallados distintos tipos de armamento como arcos de caza, machetes, espadas tipo "katana" y estrellas ninja.