Público
Público

Detenidos cuatro exempleados de AXA por fraude

Habrían estafado 3,6 millones a la compañía con facturas falsas e infladas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil ha detenido en la última semana a 13 personas implicadas en una presunta trama de facturas falsas e infladas que les permitió defraudar en torno a 3,6 millones de euros a la aseguradora AXA. Cuatro de ellos (un directivo y tres subordinados) habían trabajado para la compañía hasta octubre pasado en el centro logístico que tiene en Sant Feliu de Llobregat, en Barcelona. Meses antes, la dirección había iniciado una auditoría interna tras detectar problemas en las facturas, que concluyó con su despido por irregularidades contables desde 2006. Ahora, el procedimiento penal determinará si hubo fraude, estafa y apropiación indebida.

Tras despedirles, la compañía denunció los hechos a la Guardia Civil, que ha acometido las detenciones tras una investigación de varios meses. 'Desde el principio quisimos darle total transparencia a los hechos y mostrarnos muy proactivos con las fuerzas de seguridad', explican desde la compañía. Los cuatro exempleados de la aseguradora han prestado declaración ante el titular del Juzgado número 4 de Cornellà de Llobregat (Barcelona) y han quedado libres con cargos. El resto de detenidos estarían relacionados con los proveedores que habrían ayudado a la falsa facturación.

Se da la paradoja de que los imputados tendrán que comparecer en las próximas semanas ante un juez del ámbito laboral ante el que denunciaron a la aseguradora por despido improcedente. La Guardia Civil acusa a los cuatro exempleados de AXA de haber creado empresas falsas a nombre de sus familiares para poder dar cobertura a la estafa. Estas empresas pantalla dedicadas a la construcción, limpieza mantenimiento o suministro de material eléctrico facturaban a AXA obras y servicios que en realidad no existían.

Tres de los cuatro extrabajadores de la compañía de seguros han sido detenidos en Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), mientras que el cuarto se encontraba en Madrid. AXA se personará como acusación particular.