Público
Público

Detenidos los gerentes de una residencia por estafar 400.000 euros a una anciana

La mujer declaró que, mediante engaño, le hicieron firmar un poder notarial a través del cual se beneficiaron de la venta de un inmueble propiedad de la víctima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil ha detenido a los responsables de una residencia para personas mayores de la localidad madrileña de Galapagar por apropiarse de más de 400.000 euros de una anciana que residía en la misma. La mujer había obtenido ese dinero por la venta de un inmueble de su propiedad, sumada a sus ahorros, los depósitos a plazo fijo que tenían tanto ella como su marido y numerosas joyas que depositó cuando llegó a la residencia.

Los agentes pusieron los hechos en conocimiento de los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, que trasladaron a la víctima a otra residencia de mayores, y, tras la correspondiente inspección, se procedió al cierre del centro por irregularidades y diversas infracciones en su funcionamiento.

A los detenidos, J.C.S., español de 39 años, y A.M.M.N., peruana de la misma edad, que llegaron a pagar material geriátrico utilizando una de las cuentas de la víctima, se les imputan delitos de detención ilegal, delito de estafa, de apropiación indebida y delito de hurto, ha informado la Guardia Civil.

La mujer declaró a la Guardia Civil que, mediante engaño, le hicieron firmar un poder notarial a través del cual los supuestos autores de los hechos se beneficiaron de 153.000 euros por la venta de un inmueble propiedad de la víctima. También firmó otro documento que otorgaba a los autores la autorización para disponer de todo el dinero que existía en sus cuentas bancarias.

De esta forma llegaron a retirar 180.000 euros sin consentimiento de las víctimas. Los investigadores averiguaron que los responsables de la residencia firmaron la venta de la vivienda propiedad de la víctima y de su marido y que en ningún momento se lo comunicaron. De hecho, la víctima se enteró de la venta del inmueble a través de una vecina de la zona y el paradero del dinero recibido por la venta se desconoce.

De igual manera, la anciana manifestó que, tras la muerte de su marido el pasado mes de marzo, los autores se encargaron de tramitar su defunción y ella ignora dónde está enterrado y dónde se encuentra la alianza de bodas que llevaba el hombre.