Público
Público

Detenidos 9 miembros de una banda de traficantes de cocaína que operaba en Baleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha desmantelado una organización de traficantes de cocaína que operaba en las Islas Baleares en una operación en la que han sido detenidas 9 personas en Palma de Mallorca, Ibiza y Madrid.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, esta banda había reemplazado a otra red similar que fue desarticulada en 2009, con el arresto de 17 personas de nacionalidad colombiana.

Las investigaciones comenzaron precisamente en verano de 2009 cuando los agentes detectaron que los ahora arrestados se habían hecho cargo del negocio de distribución de cocaína en la isla de Ibiza tras la desarticulación de la banda anterior.

El líder de la organización dirigía las actividades desde Madrid, donde se encargaba de la adquisición de la droga y de adulterarla, mientras que su distribución en Mallorca e Ibiza era realizada por otros componentes.

Para financiarse, la red contaba con numerosas cuentas bancarias a nombre de terceras personas, donde siempre realizaban ingresos no superiores a los 3.000 euros.

Los agentes detuvieron el pasado mes de febrero a un correo que fue interceptado a su llegada al aeropuerto de Palma con dos kilos de cocaína ocultos en el aire acondicionado de su vehículo y, en junio, fue arrestado otro componente de la banda que se había desplazado desde Madrid para supervisar un envío.

Posteriormente, fue apresado otro miembro que había embarcado en un ferry con destino a Ibiza cuando pretendía introducir 2.400 gramos de cocaína, así como dos de los distribuidores de la droga en la isla.

A raíz de estas detenciones, el líder de la banda y los distribuidores en Mallorca extremaron las medidas de seguridad, abandonaron sus domicilios y se ocultaron en otros inmuebles hasta que, el pasado mes de octubre, alquilaron un chalé en Madrid desde donde intentaron retomar sus contactos.

La Policía pudo detener en Madrid al cabecilla y al encargado de distribuir la droga en las islas cuando se introducían en la vivienda de Madrid diversos materiales para la adulteración de la droga, máquinas para contar billetes, decenas de libretas bancarias, 1.000 euros en efectivo y una pistola eléctrica de inmovilización.

Simultáneamente, en Mallorca fueron arrestados otros dos miembros de la red, de nacionalidad colombiana, cuando se encontraban adulterando 170 gramos de cocaína.