Publicado: 28.11.2013 12:57 |Actualizado: 28.11.2013 12:57

Detenidos los secuestradores de dos niños en Toledo y que prostituían a sus madres

Los menores, de tres años, eran vejados, humillados, atados y medicados para no llorar. Las mujeres han sido localizadas en el norte de Francia, víctimas de una red que las había captado en Nigeria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido a las tres personas de origen nigeriano que tenían secuestrados, desnutridos, medicados y atados, a dos niños en Valmojado (Toledo) para obligar a sus madres a ejercer la prostitución, y ha liberado a cinco mujeres en esa localidad y en Córdoba y Vigo.

Dos de los tres detenidos son un matrimonio de unos 40 años que ha ingresado en prisión, según han informado este jueves el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el inspector jefe del Centro de Inteligencia de Análisis de Riesgos (CIAR), José Nieto, y el comisario jefe de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales UCRIF), José María Moreno.

La intervención tuvo lugar en agosto, pero no se ha informado hasta ahora porque el juez decretó el secreto de sumario y la Policía ha estado localizando a las madres de los dos menores liberados, de las que no tenían datos y quienes finalmente fueron localizadas en el norte de Francia, ejerciendo la prostitución obligadas por la red que las había captado en Nigeria.

Los niños secuestrados, de unos tres años, eran sometidos a vejaciones, humillaciones, estaban atados a los muebles y eran medicados para que no llorasen y así no molestasen al matrimonio que les tenía retenidos y no levantasen sospechas. Al ser rescatados estaban adormilados y en un "lamentable estado de higiene y desnutrición", ha explicado el inspector Nieto, que ha detallado que han quedado tutelados por los servicios sociales hasta que sus madres puedan hacerse cargo de ellos.

La operación comenzó cuando agentes especializados en explotación de mujeres de Vigo localizaron a una mujer nigeriana que ejercía la prostitución y a la que trasladaron a dependencias policiales porque no tenía documentación.

La mujer explicó cómo funcionaba la red que la explotaba: había sido captada en un pueblo de Nigeria con una oferta de trabajo en Europa y tras pasar por cinco países del África subsahariana llegó a Marruecos, donde estuvo siete meses hasta que la obligaron a meterse en una patera para cruzar el Estrecho, a pesar de su terror al mar, que nunca había visto, y a que no sabía nadar. Fue trasladada a un centro de acogida de Cruz Roja, a pesar de lo que, fue captada por personas de la organización que la obligaron a ejercer la prostitución en diferentes lugares.

"Se supo que había muchas víctimas y nos aterró saber que había menores, hijos de las explotadas, que eran parte del botín de la organización para que las mujeres no se fugaran ni denunciaran", ha detallado el inspector. Así localizaron el piso de Valmojado (Toledo), rescataron a los dos niños y también a cinco mujeres que la organización explotaba tanto en esa localidad como en Córdoba y en Vigo.

El inspector ha detallado que las mujeres captadas por esta red contraían unas deudas de unos 40.000 ó 50.000 euros, que saldaban ejerciendo la prostitución callejera durante diez o doce años. El director general de la Policía ha dicho que "no hay delito más execrable de la trata de seres humanos, y más con fines de explotación sexual", porque "no hay delito que afecte más duramente a la dignidad y libertad de las personas".