Público
Público

Detenidos tres miembros de una banda que logró 700.000 euros en estafas bancarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido en Oviedo a tres presuntos miembros de una banda de delincuencia organizada especializada en estafas bancarias, que llegaron a utilizar veintisiete identidades falsas y cuyos beneficios pueden haber superado los 700.000 euros, informa este Cuerpo.

Los arrestados se dedicaban a la falsificación de documentos públicos, generalmente permisos de residencia de ciudadanos extranjeros en España y de moneda, concretamente cheques bancarios.

Han sido detenidos cuando pretendían llevar a cabo una estafa en una entidad bancaria de Oviedo.

Dentro de la organización, los detenidos estaban encuadrados en la estructura operativa, es decir, eran los encargados de dirigirse directamente a la entidad bancaria con los documentos falsos y conseguir el ingreso en su cuenta del cobro de los cheques falsos.

Otra parte importante de la estructura la componen las personas dedicadas a las falsificaciones, con un buen nivel técnico, capaces de simular las medidas de seguridad con las que cuentan los documentos públicos.

La investigación ha determinado que esta organización llevaba operando desde 2007 fundamentalmente en Asturias, Galicia, Madrid y Valencia.

La forma de actuar del grupo era siempre la misma de tal forma que uno de sus miembros, extranjero, se personaba en una entidad bancaria identificándose mediante la presentación de un permiso de residencia, que previamente la organización había falsificado.

Todos los datos del mismo eran falsos, si bien la fotografía sí era suya, aunque en algunos casos utilizaban la foto de una persona parecida.

Mediante la exhibición de este documento abrían una cuenta bancaria con una pequeña cantidad de dinero, aproximadamente cien euros.

Pasados unos días, el hombre volvía a presentarse en la misma sucursal bancaria, portando un cheque o un talón falso, que le había entregado otro miembro de la organización.

Este cheque, emitido por una entidad financiera extranjera por un importe que oscilaba entre 50.000 y 150.000 euros, era depositado en la sucursal y solicitaban al personal del banco su abono en la cuenta que previamente habían abierto.

En ocasiones, la entidad adelantaba toda o parte de la cantidad del cheque antes de que los sistemas internacionales de compensación de la misma se percataran de la falsedad.

Hasta el momento se les imputa a los detenidos seis delitos de estafa, pero dada la numerosa documentación incautada, la Policía no ha dado por finalizada la investigación, y el carácter itinerante del grupo hace que no se descarte que hayan podido cometer más en otras partes de España.