Publicado: 01.08.2014 12:36 |Actualizado: 01.08.2014 12:36

Detenidos tres secuestradores en Sevilla que se equivocaron de víctima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres en el barrio de Los Pajaritos de Sevilla por el secuestro de una mujer que iba en su coche a la que confundieron con otra, según ha informado en un comunicado la Policía Nacional.

Los agentes tuvieron conocimiento de los hechos a raíz de la denuncia interpuesta por una mujer que manifestaba haber sido víctima de una detención ilegal en la que varios hombres la habían asaltado mientras se encontraba en el interior de su vehículo tras colocarle un pasamontañas para dificultarle la visión.

Instantes después del asalto, la víctima escuchó decir a sus captores: "Te has equivocado de matrícula, ésta no es la chica" por lo que procedieron de inmediato a dejarla en su domicilio para solventar su error.

Una vez en la casa de la mujer, los presuntos secuestradores sustrajeron dos teléfonos móviles y 250 euros en efectivo a la víctima y se dieron a la fuga en el vehículo de alta gama que conducía ésta.

Según la fuente, dada la gravedad de los hechos y ante la posibilidad de que en días sucesivos se pudiera cometer una nueva detención ilegal o secuestro, se puso en marcha un dispositivo con especialistas en secuestros y extorsiones de la Policía para localizar y detener a los autores.

Fruto de la investigación, los agentes identificaron a un grupo de tres personas afincadas en Los Pajaritos que ya contaban con un amplio historial delictivo por delitos violentos y que podrían estar relacionados con los hechos y que estos individuos estaban en posesión del vehículo de la mujer.

De este modo, se puso en marcha la fase final que culminó con la detención de estas tres personas en sus respectivos domicilios donde además de encontrar los dos teléfonos móviles sustraídos a la mujer, se procedió a desmantelar un punto de venta de drogas del que se tuvo conocimiento durante la investigación y que el grupo había instalado en uno de los pisos de su propiedad.

Una vez arrestados, y tras recuperar el vehículo sustraído y el resto de efectos, fueron puestos a disposición judicial acusados de detención ilegal, robo con violencia, hurto de uso de vehículo y receptación, decretándose el ingreso en prisión de uno de los miembros de la banda.