Público
Público

Detienen a 17 personas que compraban con tarjetas robadas a extranjeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 17 personas, de las que una ha ingresado en prisión, como presuntos miembros de un grupo organizado que realizaba compras fraudulentas con tarjetas de crédito y documentación robadas a extranjeros.

Según informa hoy la policía autonómica en un comunicado, el grupo contaba con la complicidad de varios establecimientos, que actuaban como 'puntos de connivencia', y su especialización había llegado al punto de que el jefe de la red había comenzado a operar como un comerciante más con las mercancías adquiridas gracias a las tarjetas robadas.

Los agentes han podido establecer hasta el momento unas cuarenta operaciones fraudulentas por un importe aproximado de unos 35.000 euros, que podría ser mucho más elevado ya que la mayoría de las víctimas son extranjeras y el sistema bancario internacional tardará semanas en tramitar las últimas reclamaciones.

La operación policial se inició a principios de este año y se centró en varios comercios en los que se realizaban múltiples operaciones de compra con tarjetas bancarias robadas, como un almacén de alimentación al mayor y un restaurante bar de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) y un taller mecánico de Sabadell (Barcelona).

Los Mossos habían recibido varias denuncias por robos y hurtos ocurridos a extranjeros en Barcelona y que tenían como denominador común que las tarjetas de crédito eran utilizadas al cabo de pocas horas en los citados establecimientos, con cargos elevados, unas compras que las víctimas negaban haber hecho.

Con las tarjetas bancarias, se realizaban, por una parte, compras fraudulentas en comercios sobreponiendo una fotografía del presunto estafador en la documentación robada y, por otra, se hacían operaciones en los establecimientos en los que se actuaba en connivencia con el propietario, ya que las compras no eran reales.

El vértice del grupo de estafadores es Mohamed E.A. que, según los mossos, mantiene desde hace años una "intensa" actividad delictiva que ha derivado en una especialización en la comisión de delitos de estafas con tarjetas de crédito robadas.

De hecho, el grupo de estafas de la policía catalana ya lo detuvo en 2005 por realizar fraudes similares con tarjetas robadas en un bingo.

Mohamed E.A. y sus cómplices actuaban rápidamente tras el robo y falsificaban la documentación o hacían las compras falsas enseguida, para evitar la anulación de las tarjetas.

La especialización de Mohamed E. A. llegó hasta el punto de que comenzó a operar él mismo como un comerciante convencional y ofrecía toda clase de productos adquiridos con las tarjetas robadas a diversos contactos, a un precio que podía ser incluso hasta un tercio de su valor real.

La investigación culminó la pasada semana con la detención de 17 personas y diez entradas y registros en diferentes domicilios y establecimientos de las localidades de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Sant Boi de Llobregat.

En estos registros se recuperaron objetos que habían sido adquiridos con las tarjetas bancarias robadas, como licores, televisores, cámaras fotográficas, gafas de las principales marcas y grandes cantidades de tabaco.

Los detenidos son, además de Mohamed E.A., Luis Elías C.; Irfan U.R.; Ijaz A.; Meriam R.; Fátima B.M.; Fátima B.Z.; Ibrahaim K.; El Mostafa E.; Fouad A.; Maribel L.L.; Luis R.D.; Abadeslam D.; Jacqueline del Pilar Y.E.; Montserrat A.G.; Primitivo V.T. y Marian L.