Público
Público

Detienen a 26 personas en España acusadas de distribuir pornografía infantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil y las policías autonómicas de Cataluña y el País Vasco han detenido a 26 personas en toda España en una operación contra la distribución de pornografía infantil a través de Internet, que se descubrió a partir de una denuncia de un usuario de e-mule.

Según han informado hoy responsables policiales de estos cuerpos, un usuario barcelonés de Internet se descargó lo que creía una película comercial, que resultó ser una filmación de 21 minutos en la que aparecía un adulto abusando sexualmente de una niña de unos 11 años, por lo que denunció los hechos ante los Mossos d'Esquadra.

De los 26 detenidos, dos -vecinos de El Prat y Sant Boi, en Barcelona- han ingresado ya en prisión después de que en sus casas se encontrara gran cantidad de material de pornografía infantil, mientras que el resto han quedado en libertad con cargos.

Paralelamente, los Mossos se han puesto en contacto con la Interpol para que trate de localizar al autor de los abusos sexuales que aparecen en la grabación y que sospechan que podría ser un hombre de origen anglosajón.

En total, la Guardia Civil ha detenido a seis personas en Madrid, dos en Cádiz, dos en Mallorca, dos en Valencia y una en Guadalajara, Pontevedra, Santander y Sevilla; la Ertzantza, a otras dos en Vitoria; y los Mossos a dos en Barcelona, y a una en Igualada (Barcelona), El Prat, Sant Boi, Badalona, Mataró y Girona.

Poco se podía imaginar el internauta barcelonés que el archivo que se descargó de e-mule pensado que sería una película comercial francesa acabada de estrenar sería un espeluznante vídeo casero, grabado con cámara fija, en el que durante 21 minutos se podía observar cómo un adulto sometía a todo tipo de vejaciones sexuales a una menor, de unos once años.

Por ello, grabó el archivo en un CD y el 17 de septiembre pasado acudió a una comisaría de los Mossos a denunciar los hechos.

Inmediatamente, los Mossos d'Esquadra, con la colaboración de la Guardia Civil y la Ertzantza, iniciaron un rastreo para tratar de descubrir a los internautas que se habían descargado y distribuido a conciencia esta grabación.

Tras un primer filtro -para descartar a aquellos usuarios que rápidamente borraron el archivo tras la descarga, lo que demostraba que querían bajarse la película original-, se procedió el pasado 7 de febrero al registro domiciliario de 43 personas en toda España.

De todos los registros, finalmente se practicaron un total de 26 detenciones, en aquellos usuarios que además acumulaban varios archivos de pornografía infantil en su ordenador y tenían CD y DVD de contenido parecido en casa.

Entre los detenidos, todos hombres con edades comprendidas entre los 26 y 72 años y de nacionalidad española, figuran profesionales de todo tipo, entre ellos médicos y profesores.

En la operación, dirigida por el juzgado de instrucción número 32 de Barcelona, también han sido imputados algunos de los internautas cuya casa fue registrada y que no fueron detenidos, y que son vecinos de Terrassa (Barcelona), Tarragona, Reus (Tarragona), Castellón, Teruel, Zaragoza, Oviedo, Granada y Las Palmas.

Paralelamente, los Mossos iniciaron un estudio de la grabación, y pudieron descubrir que el autor de los abusos sexuales tiene rasgos físicos anglosajones y que la cinta se grabó en una habitación de una casa muy parecida a las típicamente anglosajonas, por lo que entienden que se grabó fuera de España.

Por ello, han contactado con la Interpol, a quien han enviado las capturas fotográficas del autor de los abusos para que hagan una difusión masiva de su rostro para identificarlo y detenerlo.

En la rueda de prensa, el subinspector de los Mossos encargado de la operación, Joan Molet, y el comandante jefe de la unidad de delitos telemáticos de la Guardia Civil, Juan Solón, han hecho un llamamiento a todos los usuarios de Internet que por casualidad descarguen documentos con pornografía infantil que lo denuncien.

La Guardia Civil ya recibe actualmente unas 20 denuncias de este tipo al día, lo que le permite hacer redadas contra la distribución de pornografía infantil.