Público
Público

Detienen a 40 nuevos acusados por la implicación en la trama golpista "Ergenekon"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía turca detuvo hoy al menos a 40 personas -entre ellas conocidos profesores universitarios, tres generales retirados y dos antiguos jefe de la Policía- por su presunta implicación en la trama golpista "Ergenekon" para desalojar del poder al gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado).

El operativo se desarrolló de forma simultánea en seis ciudades turcas, incluyendo las tres más importantes -Estambul, Ankara y Esmirna-, informaron los medios locales.

En la casa de uno de los detenidos, el coronel Mustafa Donmez, se encontraron 22 granadas de mano, más de 100 balas, un fusil de tipo Kalashnikov y cinco pistolas.

En la localidad del centro de Anatolia de Sivas se intervinieron tres pistolas y once personas fueron arrestadas.

Entre los detenidos se encuentra Yalcin Kucuk, un conocido profesor y autor de libros de gran popularidad, tres generales retirados, así como el antiguo jefe de la unidad de operaciones especiales de la Policía Ibrahim Sahin, entre otros.

El domicilio de Sabih Kanadoglu, un antiguo fiscal jefe del Tribunal Supremo, está siendo registrado de forma minuciosa y los medios turcos dan por segura su detención.

Los agentes están registrando también la casa del general Tuncer Kilinc, antiguo secretario general del Estado Mayor, y un peso pesado en el mundo militar.

El juicio a la presunta trama golpista Ergenekon comenzó el pasado octubre con un auto de procesamiento de cerca de 2.500 páginas en las que aparecen acusadas 86 personas.

El polémico "macrojuicio" ha dividido a la sociedad turca, ya que una parte lo considera un proceso político contra la oposición, mientras que otros lo califican de avance en el proceso de democratización de la sociedad al destapar las implicaciones criminales de parte de la antigua cúpula militar en la "guerra sucia".

Según la Fiscalía, esta organización, formada por mandos militares retirados, periodistas, políticos y académicos, pretendía sembrar el caos con atentados terroristas para provocar un ambiente favorable a un golpe de estado del Ejército que derrocase al gobierno islamista moderado de Recep Tayyip Erdogan.