Público
Público

Detienen al activista encaramado a la farola de Sol cuando decide bajar

La Policía ha detenido a tres personas del grupo que le estaba apoyando cuando intentaban colocar más pancartas contra la elección de la capital como sede de los Juegos Olímpicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 16 horas después, el activista encaramado en la farola de la Puerta del Sol de Madrid  ha decidido bajar y ha sido detenido por la Policía.

Se trata de un activista del movimiento antidesahucios que ha pasado la noche subido a una farola de la madrileña plaza con una pancarta con el logotipo de la PAH y de la candidatura Madrid 2020. Se trata de una protesta contra la 'especulación inmobiliaria' de la candidatura olímpica de Madrid 2020.

Alrededor de doscientas personas y activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Oficina de vivienda del Movimiento 15-M y de otras organizaciones que se oponen a la expropiación por parte del Ayuntamiento de Madrid de una vivienda de la calle Ofelia Nieto, 29, de Madrid, habitada por tres familias.

La Policía ha detenido a tres personas que apoyaban al joven encaramado desde ayer por la noche, han informado desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Se trata de dos hombres y de una mujer a los que se les imputan los delitos de 'atentado, resistencia a la autoridad y desobediencia'.

Todo ha sucedido cuando estas personas han querido colocar unas pancartas en contra de la candidatura madrileña en las vallas que se han situado a los pies de la farola a la que se ha encaramado el activista, han informado testigos presenciales.

La orden de derribo de la vivienda de la calle Ofelia Nieto, 29 es otro de los motivos de esta peculiar protesta. Según ha dicho uno de los participantes en la protesta, el Consistorio pretende expropiar la vivienda, que es en propiedad, con 'la excusa de ensanchar una acera', pero en realidad habría 'intereses especulativos' detrás.

El inmueble afectado por la medida es una vivienda edificada sobre 164 metros cuadrados de terreno ubicado en una esquina, que ocupa 6,5 metros de una acera que el Ayuntamiento no ha podido terminar de construir.


A primera hora de este sábado, había presencia policial en la plaza, a la que poco a poco están llegando más activistas, y la Policía ha vallado casi la mitad de la plaza, mientras que los bomberos han procedido a inflar dos colchones de aire a los pies de la farola.

Policía y bomberos tratan de negociar con él para que baje de la farola, algo que, según activistas, no hará hasta que el Ayuntamiento se comprometa a no derribar la vivienda de Ofelia Nieto, 29.

Según algunos activistas que han pasado la noche apoyando a su compañero, lo bomberos se han negado a descolgarlo al menos en tres ocasiones.

Los manifestantes corean gritos llamando a la 'desobediencia', y el ya conocido 'Qué pasa, qué pasa, que no tenemos casa'.