Público
Público

Detienen al capitán del carguero que naufragó en las costas neozelandesas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El capitán del carguero Rena, que ha causado un importante vertido de combustible tras naufragar en Nueva Zelanda el día 5, ha sido detenido y acusado hoy de causar peligro innecesario.

El imputado afronta una pena máxima de doce meses en prisión y una multa de 10.000 dólares neozelandeses (7.823 dólares ó 5.728 euros), informó la Autoridad Marítima de Nueva Zelanda en un comunicado.

El Rena ha vertido entre 200 y 300 toneladas de las 1.700 toneladas de combustible que lleva en el interior, según los nuevos cálculos que son diez veces más altos que los previos.

Además, 70 de los 1.368 contenedores que transportaba el buque se han soltado y caído al mar, aunque siguen a bordo los 11 que tienen sustancias peligrosas, entre ellas ferrosilicio.

El carguero de bandera liberiana, que tiene 236 metros de eslora y 21 años de antigüedad, naufragó el miércoles de la semana pasada en el arrecife de Astrolabe, a unos 12 kilómetros de la ciudad portuaria de Tauranga, en la Isla Norte.

Las condiciones meteorológicas han empeorado y se esperan fuertes vientos y oleaje en la zona donde el barco se encuentra medio sumergido.

Hoy se prevé que las playas de Tauranga se contaminen con la presencia del combustible vertido por el Rena, en lo que el Gobierno neozelandés considera el peor desastre ecológico marítimo del país.

Las autoridades chinas y australianas detectaron en julio casi una veintena de problemas en el Rena que debían ser solucionados con urgencia, según la investigación.