Público
Público

Detienen en Empuriabrava al médico francés acusado de desfigurar a 96 mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta pasada madrugada en Empuriabrava (Girona) al médico francés Michel Maure, sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura tras haber desaparecido después de haber sido juzgado el pasado mes de junio en Marsella acusado de haber desfigurado a 96 mujeres.

Según han informado a Efe fuentes de la policía catalana, Maure ha sido detenido hacia la una de la madrugada en un domicilio de Empuriabrava y ahora permanece en la comisaría de Roses (Girona), a la espera de pasar en las próximas horas a disposición de la Audiencia Nacional para que se tramite su extradición a Francia.

En el juicio contra Maure, que se autoproclamaba como "el mejor en cirugía estética del mundo", el fiscal pidió cuatro años de prisión y 75.000 euros de multa por haber desfigurado supuestamente a 96 pacientes a las que, entre 1990 y 2004, operó prometiéndoles mejoras estéticas gracias a sus métodos de cirugía.

Los Mossos d'Esquadra recibieron el pasado 6 de agosto una demanda por parte de la gendarmería francesa, a través del Centro de Cooperación Policial y Aduanera de Le Pertús, para que trataran de localizar en los alrededores de Roses (Girona) a este polémico doctor, a quien en 1996 se le prohibió ejercer durante dos años y a quien en 2004 ya se encarceló seis meses.

El mismo 6 de agosto, los Mossos, a través de la Unidad de Investigación de la Comisaría de Roses y del Área Territorial de Investigación de Girona ya localizaron a Maure en un domicilio de Empuriabrava.

Sin embargo, no lo pudieron detener porque la orden de detención que pesaba en su contra, tras no comparecer cada semana en el juzgado después del juicio celebrado en junio, era vigente únicamente en Francia.

Los Mossos, sin embargo, mantuvieron en todo momento controlado a este doctor, hasta que ayer llegó la orden internacional para su detención y extradición.

Los agentes se dirigieron al atardecer al domicilio donde se alojaba y, tras comprobar que se encontraba dentro, le propusieron que saliera por su propio pie.

El médico se negó, por lo que se tuvo que tramitar una orden judicial con el juzgado de Figueres (Girona), que llegó hacia la 01.00 horas de la madrugada, cuando los agentes -que habían montado un perímetro para evitar su fuga-, pudieron entrar en el domicilio y arrestar al doctor, acusado de varios delitos de lesiones.