Público
Público

Detienen a un hombre acusado de estafar 7 millones con créditos a nombre de terceros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre acusado de estafar unos siete millones de euros durante siete años a través de créditos bancarios que obtenía a nombre de terceras personas, y que utilizaba en comprar vehículos que posteriormente revendía a un precio inferior al de mercado.

El detenido, un hombre de 36 años de nacionalidad española y vecino de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), conseguía nóminas, contratos laborales, cuentas bancarias y declaraciones de la renta de terceras personas sin que las víctimas tuvieran conocimiento de ello, e incluso utilizaba datos de personas fallecidas, según han informado hoy los Mossos d'Esquadra.

Las estafas se empezaron a cometer en el 2002 y podrían haber afectado a unas 150 personas, principalmente vecinas de la zona del Vallés, en Barcelona, aunque la primera de las denuncias no se presentó hasta el año 2008 al detectarse una financiación fraudulenta en un establecimiento comercial.

Para no levantar sospechas al vender los coches, el detenido argumentaba que era colaborador de concesionarios automovilísticos y que podía realizar compras de vehículos a un precio inferior al del mercado.

El engaño consistía después en no cancelar las deudas bancarias y era la víctima la que debía asumir los recibos mensuales del crédito financiero, mientras que el detenido se quedaba con la cantidad de dinero procedente de la reventa del vehículo, que oscilaba entre los 10.000 y 25.000 euros por turismo, según han explicado los Mossos.

En el domicilio del detenido, situado en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), los mossos localizaron documentación para promover, supuestamente, la inmigración clandestina, una cincuentena de tarjetas de teléfonos móviles y documentación de medio centenar de empresas ficticias creadas, presuntamente, para cometer estos hechos delictivos.

Las mismas fuentes han señalado que la operación sigue abierta y que no se descartan nuevas detenciones, y que el estafador se pudo ocultar y evadir los controles y los seguimientos policiales al disponer de muchas líneas telefónicas y de muchos vehículos.

El presunto estafador, en prisión provisional, ha pasado a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Rubí (Barcelona).