Público
Público

Detienen a una pareja estafó 240.000 euros simulando ser altos cargos de Adif

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre y a una mujer como presuntos autores de un delito de estafa y falsificación documental al hacerse pasar por representantes de Adif y adjudicar más de cincuenta pisos que no les pertenecían, con un montante estafado de unos 240.000 euros.

La policía autonómica informa hoy en un comunicado de que los dos arrestados, que no tenían ningún tipo de relación con Adif, contrataron también una campaña publicitaria valorada en 1.792.000 euros y acumularon una deuda con los medios de comunicación de más de tres millones de euros, para dar más credibilidad a su estafa.

Los dos detenidos son Francisco L.C., de 43 años, que tiene antecedentes por estafa, y su pareja sentimental, Mireia B.I., de 32 años, ambos vecinos de Badalona (Barcelona) y de nacionalidad española.

El hombre se hacía pasar por un alto cargo de Adif, concretamente por director general de Operaciones, que no existe, mientras la mujer aseguraba ser su adjunta y, con documentación falsificada, se ganaban la confianza de las víctimas.

Los dos detenidos ofrecían a empresas de seguridad y limpieza la posibilidad de formalizar contratos en varias estaciones de ferrocarril de Cercanías por valor de unos 3 millones de euros.

Además, los estafadores también ofrecían a estas empresas y a particulares la oportunidad de comprar diversas propiedades inmobiliarias que supuestamente eran de Adif a un precio muy por debajo del mercado, lo que hizo que numerosas personas realizaran una reserva entregándoles una importante paga y señal e, incluso, la totalidad del precio fijado por los inmuebles.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que la estafa, en caso de haberse consumado en su totalidad, se habría elevado aproximadamente a unos 22 millones de euros.

La pareja ofrecía los pisos asegurando que pertenecían a Adif cuando en realidad los inmuebles son propiedad de particulares que no tienen nada que ver con el caso y que ni siquiera sabían que sus pisos estaban siendo utilizados para una estafa.

Se tiene constancia de que, como mínimo, los arrestados habrían formalizado más de cincuenta contratos de reserva de adjudicación de pisos, previo pago, con al menos una treintena de personas.

Los documentos utilizados por la pareja, para realizar estas transacciones y licitaciones de contratación de servicios, fueron manipulados y falsificados en su forma con mucha precisión para que las víctimas no se percataran del engaño, han indicado las citadas fuentes policiales.

En el momento de ser detenido, a Francisco L. se le intervino una cartera con 1.280 euros, una carpeta con 5.750 euros, diversos justificantes de ingreso, un dossier con la etiqueta de 'Plan de seguridad y salud de obras' y siete tarjetas de visita con el anagrama de ADIF con la inscripción de la Dirección General y su nombre.

Por su parte, Mireia B.I. llevaba una cartera con 1.650 euros y seis tarjetas de visita con el anagrama de ADIF.

La pareja ya ha ingresado en prisión por orden del juez que lleva el caso, que continúa abierto por los Mossos d'Esquadra, que prevén nuevas detenciones en los próximos días.