Publicado: 10.12.2014 23:44 |Actualizado: 10.12.2014 23:44

Detroit sale de la bancarrota

El gestor anuncia que "han rectificado" la situación de la ciudad estadounidense, que se declaró en suspensión de pagos en 2013 por una deuda de 18.000 millones de dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ciudad de Detroit saldrá oficialmente este miércoles de la situación de bancarrota en la que se encontraba desde julio de 2013, cuando se declaró en suspensión de pagos con el objetivo de reestructurar su deuda, de más 18.000 millones de dólares (14.575 millones de euros), según indicaron las autoridades de la que fuera el núcleo de la industria automovilísta de EEUU.

En una carta remitida este lunes al gobernador del Estado de Michigan, Richard Snyder, el gestor designado para manejar la bancarrota de la ciudad, Kevyn Orr, ponía su cargo a disposición de las autoridades al considerar que las medidas adoptadas "han rectificado" la situación del municipio y hacen posible poner fin a la administración judicial de Detroit.

En respuesta a esta carta, el gobernador de Michigan aceptó la renuncia de Orr y señaló que "aunque aún falta mucho por hacer" Detroit ha experimentado una notable mejoría y cuenta con un nivel de servicios adecuados, lo que hace recomendable poner fin a la administración judicial de la ciudad.

"Las condiciones financieras de la ciudad han sido corregidas de manera sostenible y de este modo Detroit dejará atrás la administración judicial con la entrada efectiva en vigor del plan de ajuste siempre que esto ocurra antes del 31 de diciembre de 2014", añadió el gobernador.

Kevyn Orr había sido contratado por el Estado en marzo de 2013 para poner en orden las finanzas de la ciudad, que en julio de 2013 protagonizó la mayor suspensión de pagos jamás presentada en EEUU por un municipio.

La salida de la suspensión de pagos de Detroit recibió el pasado mes de noviembre un impulso definitivo cuando un tribunal estadounidenses aceptó el plan de la ciudad para reestructurar unos 7.000 millones de dólares de su deuda de 18.000 millones de dólares para poder invertir 1.700 millones de dólares en mejorar servicios y atraer empresas.

Detroit fue hace tiempo un símbolo de la industrialización norteamericana. La ciudad pasó de casi dos millones de habitantes a menos de 700.000 por culpa de la crisis económica y de una criticada gestión política.

De hecho, durante el periodo de bancarrota el Ayuntamiento de la ciudad llegó a plantearse vender todas las colecciones del Instituto de Arte de Detroit para poder pagar a sus acreedores.