Público
Público

La deuda autonómica registra el mayor aumento en once años

Los habitantes de Valencia, Baleares y Catalunya soportan más de 2.000 euros por persona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El agujero que la crisis económica ha producido en las cuentas de las comunidades autónomas ha derivado en un fuerte crecimiento de sus niveles de endeudamiento. Las autonomías han cerrado 2008 con una deuda de 68.169 millones de euros, según las últimas estadísticas publicadas por el Banco de España. En un año, su endeudamiento conjunto ha crecido en 8.466 millones, un 14,18% respecto a 2007, que es el mayor incremento en once años. En cinco comunidades (Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, La Rioja y País Vasco), el aumento de la deuda duplica, como poco, la tasa media.

Al repartir el volumen de deuda entre la cifra de habitantes resulta que cada ciudadano soporta 1.477 euros por los números rojos de las administraciones autonómicas (156 euros más que en 2007, cantidad que equivale a la rebaja mensual de las hipotecas con la caída del Euribor). Pero el coste, obviamente, no se distribuye de manera homogénea: la deuda de Valencia, Baleares y Catalunya repartida entre sus habitantes sale a unos 2.200 y 2.400 euros por cabeza. Por encima de los mil euros per cápita están, además, Madrid, Galicia, Navarra, La Rioja, Castilla-La Mancha y Aragón.

Aumento previsible

Los expertos apuntan que el fuerte crecimiento del endeudamiento autonómico era previsible, a la vista del empeoramiento de la situación económica. 'En realidad, no me sorprende mucho. Ante la falta de ingresos que han sufrido las comunidades autónomas por la crisis, el Gobierno extendió las posibilidades de endeudamiento, como ha acabado sucediendo, más en unas comunidades que en otras', explica Iker Goikoetxea, de Consultores de Administraciones Públicas, una firma de análisis del Grupo AFI.

La crisis ha provocado el desplome de los impuestos cedidos a las autonomías, estrechamente ligados al sector inmobiliario (como el de Transmisiones Patrimoniales, que se paga en las compraventas de pisos, o el de Actos Jurídicos, que grava las escrituras).

Ante esta situación, el Gobierno abrió los márgenes para que pudieran recurrir más a la deuda: el volumen podría crecer hasta en una cifra equivalente al 0,75% de su PIB, con otro 0,25% adicional si correspondía a inversiones productivas (por ejemplo, infraestructuras).

Casi la mitad de las comunidades autónomas han aprovechado este mayor margen, aunque cuatro de ellas han ido mucho más allá de 1% permitido: Baleares, Catalunya, La Rioja y Castilla-La Mancha. La ley de Estabilidad Presupuestaria exige a las comunidades que se excedan en este terreno la presentación de un plan de saneamiento.

Y este año, el endeudamiento de las administraciones regionales seguirá creciendo. 'Ha cambiado la tendencia, después de dos años de contención', subraya Pablo Vázquez, director ejecutivo de Fedea. Los expertos de Consultores de Administraciones Públicas calculan que en 2009, la cifra aumentará en unos 26.000 millones (tres veces más que el año pasado) .

Pablo Vázquez cree que las dificultades financieras llevará a los gobiernos regionales a buscar nuevas fórmulas de gestión. 'Ahora vamos a ver la imaginación al poder', sostiene.

En su opinión, las comunidades van a acabar copiando modelos de concesión de algunos servicios públicos, sobre todo los de mayor gasto como la sanidad, como el que tiene Madrid, que ha sido la única que no ha visto incrementar su volumen de deuda.

Todas las administraciones

Según los datos del Banco de España, el conjunto de las Administraciones Públicas ha cerrado 2008 con un endeudamiento de 432.523 millones, que equivale al 39,5% del PIB (el Ministerio de Economía y Hacienda había previsto un 39,4%).

Es la primera vez desde 1996 en que el año acaba con un aumento de la deuda en relación con el PIB. Ha aumentado en 3,3 puntos porcentuales respecto al cierre de 2007. Y este aumento se concentra en el último trimestre de 2008, cuando la crisis se agudiza y el Gobierno y las autonomías comienzan a aprobar las primeras medidas de choque. Entre octubre y diciembre, crece en 34.353 millones, de los que 5.242 millones corresponden a las comunidades autónomas y 1.238 son de las corporaciones locales.

Las comunidades autónomas vienen recurriendo con mayor frecuencia a cargar de deuda a sus empresas públicas, porque sus cuentas no computan en las estadísticas que hay que presentar en la Unión Europea. En 2008, las sociedades de titularidad autonómica acumulaban un endeudamiento de 12.746 millones de euro, un 22% más que al cierre de 2007. Se trata de un fuerte crecimiento pero, como apunta Iker Goikoetxea, no es un porcentaje que se desvíe de lo que viene siendo habitual.

Según el experto del Grupo AFI, todavía es pronto para percibir si la crisis ha obligado a recurrir con más intensidad a esta vía de escape. Hay otras sociedades de titularidad regional que sí se incluyen en los datos de deuda que controla la UE. Pero aquí las administraciones autonómicas sin son más disciplinadas. El endeudamiento de tales sociedades fue de 3.469 millones el año pasado, unos 200 millones menor que el de 2007.