Publicado: 10.06.2014 12:01 |Actualizado: 10.06.2014 12:01

La deuda por cobrar de Hacienda sube un 88%, según Gestha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha indicado este martes que la "ineficacia" en la lucha contra el fraude fiscal y la crisis económica han provocado un aumento del 88% de la deuda pendiente de cobro por parte de Hacienda, que asciende a 50.000 millones de euros.

Según Gestha, de esta cantidad, casi 11.000 millones están reclamados en los tribunales económico administrativos (TEA) y en los tribunales de Justicia, donde se "atascan" estos expedientes, dado que desde hace 14 años se cuenta prácticamente con el mismo número de ponentes técnicos e inspectores de Hacienda que resuelven estas reclamaciones.

El sindicato afirma que una segunda consecuencia de "relegar a un segundo plano" la calidad de las actuaciones tributarias es que los distintos tribunales estiman casi la mitad de las reclamaciones y recursos. Según Gestha, se necesita con urgencia un cambio en profundidad de la organización del trabajo de la Agencia Tributaria, porque considera "inconcebible" que los tribunales económico administrativos estimen el 44% de las reclamaciones contra las deudas, sanciones y actos de Hacienda.

Además, indica que aquellas reclamaciones desestimadas por los tribunales económico administrativos y que posteriormente se recurren ante los tribunales de Justicia también se anulan en casi el 40% de las liquidaciones tributarias.

Para reducir el "atasco" en estos tribunales, que actualmente tienen que hacer frente a más de 250.000 reclamaciones, Hacienda acaba de dar luz verde a un plan para aumentar un 28,8% el número de ponentes de estos los TEA con la cesión por parte de la Agencia Tributaria de unos 70 técnicos de Hacienda durante un año.

Gestha considera que esta cesión temporal se tendrá que ampliar hasta 2018, ya que se necesitaría un mínimo de dos años para retomar al nivel de reclamaciones pendientes registradas en 2008 (poco más de 144.000), y se precisarían otros dos años más para eliminar el stock pendiente.