Publicado: 02.12.2013 10:58 |Actualizado: 02.12.2013 10:58

La deuda de los hogares cae un 13% desde sus máximos por la crisis y el cierre del grifo bancario

El final del rescate de la banca no reanima el crédito a los hogares, que en octubre registra su mayor descenso en 40 meses. El endeudamiento de las empresas retrocede un 10%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis y el cierre del grifo de la banca ha provocado que el crédito de las familias haya bajado casi un 13% desde sus máximos, a mediados de 2010. Concretamente, según los datos del Banco de España publicados este lunes, el endeudamiento de los hogares se ha colocado en los 793.940 millones de euros, unos 116.500 millones menos que en junio de 2010, cuando el volumen de crédito para las familias tocó su nivel más alto, en los 910.510 millones.

Comparado con el nivel de hace un año, la deuda de las familias españolas se redujo un 5,2% en octubre (su mayor caída en 40 meses), en tanto que la de las empresas cayó un 10% hasta 1,081 billones de euros, en ambos casos los niveles más bajos desde el primer trimestre de 2007. Según los datos publicados este lunes por el Banco de España, el endeudamiento de familias y empresas con las entidades financieras se mantiene desde hace varios meses en su nivel más bajo desde hace más de cinco años, muestra de que el crédito no fluye.

La recuperación del crédito es la asignatura pendiente de la banca española. Los préstamos no crecen a pesar del final del rescate bancario: los casi 40.000 millones de ayudas recibidos de la UE por las entidades españolas para sanear sus balances (fundamentalmente por el pinchaz de la burbuja inmobiliaria) no se ha traducido en mayores facilidades para que empresas y familias puedan acceder a un préstamos. La crisis, además, está produciendo lo que técnicamente se conoce como un proceso de desapalancamiento, esto es, de reducción del volumen de deuda.

Los datos de octubre confirman por cuarto mes consecutivo la contracción de la deuda de las familias, después de que en junio creciera, por primera vez en seis meses, por el repunte de los créditos al consumo. En esta ocasión, los créditos para estos fines distintos de la adquisición de vivienda han caído un 7,2% hasta 176.021 millones de euros, mientras que para la compra de vivienda el descenso ha sido del 4,7%, hasta 614.422 millones de euros. Esta proporción se mantiene desde hace varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

Por lo que respecta a la deuda de las denominadas sociedades no financieras, las empresas, el volumen de crédito se ha recortado un 7,25% desde sus máximos, también de mediados de 2010. En junio de 2010, el endeudamiento empresarial alcanzaba los 1,306 billones de euros. Ahora se ha recortado en 225.400 millones, hasta los los 1,081 billones de euros, su nivel más bajo desde marzo de 2007.

En tasa interanual, la deuda desciende un 10%,  mientras que en relación a septiembre se mantuvo prácticamente estable, con una moderación muy ligera. La caída interanual de este saldo se explica por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 14,8%, hasta los 667.366 millones de euros. En cambio, los valores distintos de acciones aumentaron un 6,6% durante el mes de octubre en tasa interanual, hasta los 82.325 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 2,6% en relación a octubre de 2012, hasta los 331.346 millones de euros.