Público
Público

"La deuda pública se usa como mecanismo de chantaje"

Catarina Martins, diputada y coordinadora del Bloco de Esquerda portugués, explica qué se oculta tras un rescate, cómo han afectado dos años de austeridad en Portugal y habla sobre la importancia de la unión entre los

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Catarina Martins (1973) es, además de actriz, diputada y coordinadora del Bloco de Esquerda (bloque de izquierda) uno de los partidos políticos portugueses que tiene claro que los efectos de la austeridad que llegan desde Bruselas están ahogando tanto a los pueblos como a las economías.

Aunque el Bloco llegó a contar con 16 escaños en el parlamento, las elecciones que en 2011 dieron la mayoría absoluta al gobierno conservador de Pedro Passos Coelho rebajaron esta cifra a la mitad.

Dos años después, la izquierda portuguesa vuelve a coger impulso, pero la petición de rescate del Ejecutivo socialista de José Sócrates ya ha causado serios estragos al país. Martins explica en esta entrevista lo que se oculta tras un rescate y la importancia de la unión entre los pueblos del sur de Europa contra las políticas de recortes.

Los líderes de la izquierda francesa del Front de Gauche, Jean-Luc Melenchon, y de la coalición griega Syriza, Alexis Tsipras han estado esta semana en Madrid reunidos con Izquierda Unida para debatir sobre la posibilidad de un frente de izquierdas que concurra a las próximas elecciones europeas. ¿Estará el Bloco de Esquerda en ese frente?

Todavía estamos discutiéndolo. El Bloco está muy comprometido con todas las campañas conjuntas que desempeñe la izquierda contra la austeridad. Sobre una candidatura en concreto aún no hemos debatido, por lo que es demasiado pronto para responder a esta pregunta. Pero también pensamos que los partidos políticos tienen un papel importante en las movilizaciones populares que van más allá de formaciones y que hacen posible manifestaciones como la de este sábado.

¿Cómo ve la manifestación de hoy contra la troika?

'la austeridad ataca los derechos laborales en todos los países europeos' Es una cita fundamental. Los gobiernos de la derecha en Europa, mediante las políticas de austeridad, han puesto a unos pueblos contra otros. Por eso es importante esta iniciativa que es capaz de unir a los pueblos de Europa con un objetivo común, porque la lucha contra la austeridad debe ser común en todos los pueblos de Europa.

Cuando los ataques de la Troika van hacia los países del sur de Europa, se centran directamente en el ámbito del trabajo. Suponen una destrucción de los derechos conquistados a lo largo del siglo XX: un trabajo con derechos, digno y un Estado social. El carácter internacional de esta propuesta es esencial para dar más fuerza a lucha, porque los ataques también son internacionales.

Pero no son sólo los países del sur, la austeridad ataca los derechos laborales de todos los países europeos. Sí, los países del sur están sufriendo la embestida más fuerte y tienen la responsabilidad de dar la pelea, por eso su unión en esencial. Pero los del centro y del norte deben unirse también a esta lucha contra la austeridad porque también afecta directamente a sus derechos laborales.

La calle protesta contra la austeridad que impone la troika, pero ¿cómo se puede combatir desde las instituciones europeas?

La troika (BCE, FMI y CE) ya ha dejado claro que está formada por instituciones sin legitimidad democrática, que dan directrices que responden a los intereses financieros internacionales. La lucha de la izquierda en Europa es la lucha por la democracia en las instituciones europeas.

Ayer Eurostat publicaba los nuevos datos del desempleo en Europa. Está creciendo en toda la UE, sobre todo entre los jóvenes. Esto se debe a las políticas de austeridad, que se siguen aplicando sin darles perspectivas defuturo. Eso quiere decir que hay una Europa en la que no hay democracia, en la que las instituciones son tomadas por intereses que van contra las personas.

El BCE no responde a los pueblos de Europa. La Comisión Europea tampoco, no tienen legitimidad democrática, no representan a los pueblos ni responde ante instituciones democráticas. Decimos que somos europeístas porque queremos una respuesta europea a este problema. Una respuesta que pasa por otra Constitución Europea y por otra forma de mirar a los pueblos.

Se dice que Portugal es el mejor alumno de la Troika. Durante dos años ha seguido a rajatabla las políticas de austeridad. Pero las últimas predicciones hablan de más paro, más recesión y aumento de la deuda. ¿Qué ha ocurrido?

'Portugal ya paga más por los intereses de la deuda que lo que gasta en el Servicio Nacional de Salud' Sí, ha sido el mejor alumno de Bruselas. Pero toda Europa lo ha sido. Una Europa dominada por las finanzas del Partido Popular Europeo, que sólo buscaba proteger intereses económicos. Esto ha llevado a Portugal a matar su propia economía. A reducir los salarios y el estado social de la personas para entregárselos a estos intereses.

Antes de que la Troika entrara en Portugal, la deuda pública era de apenas un 80% del PIB. Ahora está por encima del 130% y va a seguir subiendo, lo que provoca más desempleo y pobreza en nuestro país. Por otro lado el país es cada vez más dependiente de financiación. Ya paga más por los intereses de la deuda pública que lo que gasta en el Servicio Nacional de Salud.

Lo que vemos es la sangría de acabar con toda la economía real, de matar el empleo y entregar cada día miles de millones de euros a las entidades financieras. Por lo tanto ser buen alumno de la troika significa acabar con el país totalmente destruido.

Una de las soluciones que propone el Bloco de Esquerda se centra en lo relativo a la deuda pública. ¿Son partidarios de no pagar la deuda o de renegociarla?

Es evidente que la deuda portuguesa es impagable porque es enorme y el país está en la bancarrota. Creemos que debe ser renegociada, no sólo los intereses que se pagan, sino la cantidad total. La austeridad ha hecho de Portugal un país más pobre, con más desempleo y con una capacidad productiva mermada y en constante recesión, por lo que la deuda será cada vez mayor.

La renegociación es esencial y responde a la necesidad de las personas. Si la deuda se reduce, quedará margen para cumplir con los compromisos sociales del país, que son los jubilados, los desempleados, los trabajadores... y habrá también margen para pagar esa parte de la deuda que si merece ser pagada.

Sobre el rescate de 2011, esta semana decía el ministro de Finanzas que fue el Partido Socialista el que no negoció bien el memorando. ¿Es cierto?

'La lucha contra la austeridad debe ser común en todos los pueblos de Europa' Efectivamente, el Partido Socialista negoció un mal memorando por el que permitió que la troika entrara en Portugal. Antes del memorando el PS ya había presentado los planes de estabilidad y crecimiento ante las instituciones europeas. En ellos ya había muchas de estas políticas de austeridad enfocadas a bajar los salarios. Por eso el PS tiene gran parte de la responsabilidad de esta dramática situación en la que nos encontramos.

Pero los partidos que hoy están en el poder (coalición del CDS de Passos Coelho con el centrista CDS-PP) también negociaron ese memorando con la troika, también lo firmaron y también se comprometieron. Siempre dijeron que el memorando era esencial para sacar al país de la crisis. La derecha utiliza el memorando de la troika como un instrumento para reformar las políticas que conllevan a la destrucción de Estado Social. La derecha siempre quiso el memorando, incluso antes de estar en el Gobierno.

Passos Coelho ha anunciado despidos de funcionarios y recortes que supondrán más de 4.000 millones tras la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba otros ajustes ¿fue mejor eso o las nuevas medidas son aún peores que las propuestas en un principio?

Para nada, Fue una decisión muy importante porque afirma que Portugal es un Estado Democrático de Derecho en el que hay reglas que deben ser cumplidas. El Gobierno no puede decidir bajar salarios y pensiones retroactivamente, al igual que no puede decidir pagar el salario de un mes y no de otro. Existe una Constitución que debe ser cumplida.

'La decisión de TC de anular algunos recortes afirma que Portugal aún es un Estado Democrático de Derecho' El Gobierno dijo que haría más recortes a consecuencia de este fallo del TC. Algo que es mentira. Iba a hacer esos recortes independientemente de la decisión, porque antes de que se pronunciara el tribunal, ya se había anunciado la intención de recortar más de 4.000 millones de euros en Sanidad, en Educación y en la Seguridad Social.

Hubo una gran movilización popular contra estos recortes, por lo que necesitaba una nueva forma de justificarlos y vio en la decisión de los jueces el motivo perfecto.

¿Las previsiones de la OCDE le hacen pensar en que puede llegar un segundo rescate?

Sabemos que en este momento es imposible pagar la deuda portuguesa. El BCE es el organismo que puede comprar deuda soberana, pero sólo lo hace cuando se asegura de que se sigue la receta de la austeridad. No sabemos si habrá un segundo rescate, pero sí que 2013 no cerrará con los objetivos marcados, lo que supone un problema muy grave.

Pero no nos engañemos. Esto no es un programa destinado a pagar la deuda. La troika no hace los programas para los países del Sur de Europa de cara a que la deuda se pague, sino que es solo un instrumento de chantaje sobre los pueblos. Lo que está por venir es una reconfiguración del Estado Social europeo centrado en los derechos laborales. Habrá una gran transferencia de las rentas de trabajo hacia el capital. El instrumento para lograr esa transferencia es el chantaje de la deuda pública. Lo que hay en marcha es un programa ideológico de destrucción de los salarios y del pacto social en Europa llevado a cabo por el BCE, el FMI y la Comisión Europea.

Las últimas encuestas muestran un aumento en la intención de voto tanto para su partido como para los comunistas y también para los socialistas ¿Cuál es el clima actual de los partidos de la oposición portuguesa?

Sentimos que hay una movilización popular que está dando más fuerza a la izquierda. Más que los sondeos son importantes estas movilizaciones, como la de este sábado. Este viernes hubo en Lisboa una reunión inédita en la historiad e la Democracia en la que se reunieron los dos grandes sindicatos, UGT y CGTP; así como los partidos de la oposición, el Bloco, el PCP y el PS, además de otros partidos y movimientos sociales. Por tanto, cada vez más gente considera que girar a la izquierda es esencial para salir de la crisis. Que entienden que dando más fuerza a la izquierda será posible romper el memorando con la Troika y renegociar la deuda.