Público
Público

Deutsche Bank ocultó unas pérdidas de 9.100 millones para no ser intervenido por el Gobierno

Tres antiguos empleados de la entidad presentaron sendas denuncias ante las autoridades de la bolsa de Wall Street entre 2010 y 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Deutsche Bank, el mayor banco alemán, no contabilizó adecuadamente pérdidas por un volumen de unos 12.000 millones de dólares (9.230 millones de euros) durante la crisis financiera, evitando así la necesidad de ser intervenido por el Gobierno y recibir ayuda pública, según han denunciado ante las autoridades de EEUU tres antiguos empleados de la entidad alemana, según informa la edición de este jueves el diario británico Financial Times.

Las denuncias de estos tres exempleados señalan que Deutsche Bank minusvaloró una 'gigantesca posición' en derivados estructurados conocidos como operaciones apalancadas super senior, indicaron fuentes conocedoras del proceso consultadas por el rotativo. 'Los tres denunciantes alegan que si Deutsche hubiera contabilizado apropiadamente sus posiciones, con una valor estimado de unos 130.000 millones de dólares (100.000 millones de euros), su capital habría caído hasta niveles peligrosos durante la crisis financiera y podría haber requerido un rescate público para garantizar su viabilidad', apunta.

Por contra, señalan los denunciantes, los operadores del banco, con el conocimiento de sus superiores, evitaron contabilizar a mercado (mark-to-market) las pérdidas registradas durante las turbulencias registradas entre 2007 y 2009. Dos de estas personas afirman que la entidad minusvaloró el importe de las garantías aportadas en 2009 por Warren Buffett sobre algunas de estas posiciones. Unos acuerdos sobre cuya existencia no se había informado con anterioridad. Las denuncias fueron presentadas en diferentes momentos de 2010 y 2011 de manera independiente entre ellas. Dos de los denunciantes alegan que fueron despedidos de la entidad tras cuestionar internamente estas circunstancias.

Por su parte, Deutsche Bank señala en un comunicado que estas alegaciones tienen una antigüedad de dos años y medio, y que se informó públicamente al respecto en junio de 2011, añadiendo que en su momento ya fueron objeto de una cuidadosa y exhaustiva investigación concluyendo que eran 'completamente infundadas'. Asimismo, la entidad, que se ha comprometido a colaborar en la investigación abierta por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC), indicó que estas alegaciones 'provenían de personas sin conocimiento directo o responsabilidad respecto a hechos e informaciones fundamentales'.