Publicado: 07.02.2014 23:35 |Actualizado: 07.02.2014 23:35

Devolver a los inmigrantes recién llegados a Ceuta es "lo habitual"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil afirma que la devolución sobre la marcha de los inmigrantes que llegan a nado desde Marruecos a la playa ceutí del Tarajal es "lo habitual" y forma parte de un "protocolo" por el cual, cuando resulta "evidente" y "reconocido" por el reino alauí que los inmigrantes han salido de su territorio, se omite el proceso administrativo de expulsión y se ejecuta directamente la entrega de las personas detenidas a las fuerzas policiales marroquíes.

Según ha informado el Instituto Armado, ésta es la práctica en la playa del Tarajal, separada de Marruecos por un espigón que puede bordearse a nado. Eso es lo que estaba intentando este jueves un grupo de inmigrantes tras fracasar al saltar la valla fronteriza anexa a la playa. Al menos 13 perdieron la vida en el agua, pero un número que no precisado consiguió llegar a la playa española.

De hecho, un vídeo grabado por un ciudadano desde un inmueble próximo a la costa y difundido este viernes muestra como al menos ocho personas consiguieron alcanzar tierra, donde un grupo de agentes policiales les estaban esperando. Estos inmigrantes no fueron detenidos ni trasladados al Centro de Estancia Temporal de la ciudad autónoma, como ha podido confirmar Europa Press, sino devueltos directamente a Marruecos. La versión oficial era que ninguno había llegado a España.

La versión oficial era que ninguno había llegado a España "Esto se viene haciendo en esa playa de Ceuta", afirma un portavoz de la Guardia Civil, para explicar que "no hay otra forma de evitar que entren por mar en este punto". Los agentes españoles operan como si fuesen una continuación de los marroquíes: desde el reino alauí se solicita ayuda porque un número de inmigrantes han salido de su territorio rumbo a España y la Benemérita responde conteniéndoles y devolviéndoles a su llegada.

El mismo portavoz incide en que los inmigrantes "están en una misma lengua de agua y tal como entran se devuelven". "Lo que hace la Guardia Civil es esperar a que entren y así como entran, se les entrega otra vez a la policía marroquí porque han salido de una playa de Marruecos y las autoridades así lo reconocen. Eso se viene haciendo, no es sólo hoy", ha explicado.

Asimismo, apuntan que en el caso concreto de este jueves, los agentes que estaban esperando en el Tarajal la llegada de los inmigrantes que chapoteaban en dirección a la orilla "no estaban viendo cómo la gente se estaba ahogando" y que, en todo caso, tampoco habrían podido lanzarse al agua porque se encontraban en aguas marroquíes, donde tanto las fuerzas policiales alauitas como sus equipos de rescate estaban ya trabajando.

Con todo, la Guardia Civil afirma que su Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) se ha ofrecido a Marruecos para colaborar en las tareas de búsqueda y rescate de más cuerpos, ofrecimiento que las autoridades marroquíes "han declinado". En aguas españolas, incide la Benemérita, no se ha ahogado ninguna persona.

El procedimiento administrativo para la expulsión de un inmigrante que ha entrado irregularmente en territorio español empieza por tomarle declaración en dependencias policiales, tratar de identificarle y averiguar de qué punto de la geografía africana ha partido rumbo a España, para poder o no aplicar los acuerdos internacionales de devolución y deportarle a ese país, algo que en el caso de Ceuta ya estaría resuelto porque Marruecos lo habría reconocido.

Sin embargo, una parte del proceso es atender a las circunstancias del inmigrante que ha sido detenido en su entrada irregular al territorio español, de manera que si es susceptible de pedir asilo o protección internacional en España pueda hacerlo. Los llegados el jueves al Tarajal no habrían tenido esa oportunidad.

El siguiente paso es trasladarle al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta, en este caso, desde donde posteriormente ejecutar la expulsión. En lo que va de jornada ninguno de estos inmigrantes ha ingresado en el CETI, conforme las fuentes consultadas por Europa Press.

La semana pasada la ONG Prodein difundió un vídeo para ilustrar que la Guardia Civil estaba devolviendo ilegalmente inmigrantes a Marruecos utilizando una puerta de la valla fronteriza de Melilla. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo entonces que "puede haber casos puntuales" en los que se vulnere la Ley a la hora de devolver inmigrantes.

Fernández Díaz ha solicitado comparecer a petición propia en el Congreso la próxima semana para ofrecer información de lo sucedido. El PSOE, el BNG, Geroa Bai y CiU habían registrado ya peticiones de comparecencia por el mismo motivo mientras IU-ICV-CHA y Equo han exigido su dimisión.

La Defensora del Pueblo ha abierto una investigación de oficio para conocer exactamente cuántos efectivos policiales participaron en el control de la frontera este jueves y qué tipo de material antidisturbios utilizaron en la tarea.