Público
Público

Devolverán el aspecto original a la fachada y a la capilla de la catedral de Palencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fachada occidental de la catedral de Palencia recuperará su aspecto original con una intervención que costará más de un millón de euros y que empezará por solucionar los problemas de humedad que están destruyendo el interior y el exterior de la capilla del Tesoro.

Se trata de un proyecto que acometerá en los próximos meses la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León en respuesta a la petición de ayuda del Cabildo Catedralicio, que financiará el 25 por ciento de la actuación, cuyo coste total se ha cifrado en 1.034.000 euros.

"Había que madurar muy bien este proyecto", ha señalado hoy el Obispo de Palencia, Jose Ignacio Munilla, quien ha subrayado el respeto y el cuidado que hay que tener a la hora de afrontar intervenciones tan importantes, ya que "vamos a dejar una huella en la historia de la Catedral de Palencia y por eso hay que actuar sin ninguna precipitación".

Para ello se ha buscado la colaboración de los expertos de la Fundación que financiará el 75 por ciento restante, además de dirigir y ejecutar los trabajos con los que se pretende dar solución al "grave" problema de humedades que sufre la capilla del Monumento o del Tesoro y que está destrozando las pinturas y los yesos policromados que recubren la bóveda y las paredes.

En una primera fase habrá que intervenir en el exterior del templo, donde se devolverá la pendiente original a la cubierta de la nave del Evangelio, que está adosada a la capilla y que lleva vertiendo agua desde la década de 1960 cuando se llevó a cabo una intervención poco acertada, según ha explicado el director de la Fundación, Ramón Álvarez Vega.

En esa década se modificó la pendiente que tenían las cubiertas originales, con lo que una gran parte del agua que cae sobre la nave central y la nave lateral va a caer sobre la capilla del Monumento, que desde entonces soporta más del triple del agua que es capaz de evacuar.

Esto unido a la arena, ramas y detritus de palomas y cigüeñas que tupen el canalón de la capilla, origina una humedad perpetua en el exterior y destruye los yesos y pinturas del interior.

Para solucionarlo se recuperaran las pendientes originales de las cubiertas de la nave del Evangelio para que vuelvan a verter hacia su lado.

Esta será la primera fase de la intervención, que ya se ha licitado por un valor de 672.000 euros y cuyas obras finalizarán previsiblemente en 2010.

Después se acometerá una segunda fase que se centrará en la recuperación y restauración de las pinturas y los yesos del interior de la capilla, de forma octogonal y estilo neoclásico, construida en el siglo XVIII.