Público
Público

El día en que Bush repudió la guerra de Irak

En los últimos meses se han producido dos acontecimientos políticos trascendentales que han estrechado los lazos entre EEUU y nuestro país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los últimos meses se han producido dos acontecimientos políticos trascendentales que han estrechado los lazos entre EEUU y nuestro país: la toma de posesión de Obama y la edición en DVD de la última temporada de El ala oeste de la Casa Blanca. Y no necesariamente en ese orden de importancia: los guionistas de El ala oeste, serie creada por Aaron Sorkin que narra ocho años de gobierno del presidente Josiah Bartlet (Martin Sheen), parecen ir siempre dos pasos por delante de Obama.

Por ejemplo, hace cinco años, los creadores de la ficción decidieron que un candidato demócrata medio desconocido (Matt Santos) procedente de una minoría étnica irrumpiera en las primarias del partido para enfrentarse a un miembro del establishment. Años después, en la vida real, un candidato demócrata medio desconocido procedente de una minoría étnica irrumpió en las primarias del partido para enfrentarse a un miembro del establishment. ¿Les suena? Y eso no es todo: los guionistas de la ficción admitieron que el personaje de Santos estaba inspirado en Obama ¡antes de que fuera elegido senador! Por supuesto, todo este embrollo propició la creación de grupos de Facebook donde se debate interminablemente sobre si Obama es una creación de Sorkin...

Pero todo este asunto de los parecidos entre Santos y Obama palidece frente a este alucinante detalle: la Casa Blanca de Bush llegó a presentar una queja formal contra Martin Sheen, conocido activista en su vida real, por 'abusar' de su condición de presidente para hacer campaña contra la guerra de Irak; al parecer, temían que los votantes confundieran al hombre que interpretaba al presidente televisivo con el que interpretaba al presidente auténtico. La queja es menos disparatada de lo que pudiera parecer. La televisión no es la realidad, vale, pero la fabrica, que es bastante parecido.

Como colofón a este equívoco, en la entrada de la Wikipedia sobre Josiah Bartlet los editores de la enciclopedia virtual piden ayuda para pulir el texto porque 'describe una obra de ficción desde una perspectiva que hace que los personajes parezcan reales'; lo que viene a ser una bonita metáfora de una serie famosa por el realismo con el que describe la fontanería del poder (lobbys, filtraciones a la prensa, etc).

Una última información para los más valientes: ha salido una caja especial con los 156 capítulos de la serie. Son sólo 45 DVD. Te quedas con ganas de más. En serio.