Público
Público

Un día sin Fernando Torres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres meses y medio después la selección española volvió a juntarse en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas con una gran novedad, la ausencia de Fernando Torres. No es un jugador cualquiera. El 'Niño', héroe de la Eurocopa conquistada en Viena en 2008, es uno de los pesos pesados del vestuario.

Vicente Del Bosque ha tomado su decisión más complicada como seleccionador español desde que apostase por no propiciar el regreso de Raúl González. La ausencia de Fernando Torres en la penúltima lista antes de la Eurocopa 2012 es un golpe directo a uno de los hombres importantes de la 'Roja'. Con dolor decidió prescindir de él y Raúl Albiol.

Habían tenido una conversación previa, en uno de los últimos encuentros de España. Del Bosque hizo ver a Torres que tenía que aportar más para continuar. Le animó para su reacción. En el último encuentro, un amistoso ante Costa Rica a mitad de noviembre, su convocatoria antes que un goleador en racha como Roberto Soldado, le había costado críticas al seleccionador.

Con el Chelsea no marca. Fernando ha desarrollado su fútbol hacia otros aspectos más generosos. Ha dado diez asistencias de gol a sus compañeros. Se asocia más y remata menos. Se aleja del área cansado de esperar balones. Pero Del Bosque necesita un rematador, un nueve. Para esa función ya tiene a David Villa, convencido de que llegará bien a la próxima Eurocopa, y a David Silva, Jesús Navas o Santi Cazorla.

Torres se ha sacrificado mucho por la selección. Al Mundial llegó sin estar al máximo. Del Bosque le esperó y el delantero madrileño respondió con un trabajo extra que le permitió jugar partidos alejado de su mejor nivel. Ayudar al grupo con un rol más secundario. Con la 'Roja' ha sufrido numerosos percances musculares.

Estando bien físicamente Torres era un fijo de las convocatorias de la absoluta desde 2006. Su última ausencia era ante Rumanía. En el encuentro del miércoles en La Rosaleda, frente a Venezuela, no estará. Y sus compañeros le han echado en falta en las primeras horas de la concentración.

Pepe Reina es su gran amigo. El doctor Juan Cota su confidente. Fernando escribió un mensaje ayer a Reina. Le felicitó por el título ganado con su exequipo, el Liverpool, seis años después. "Está viviendo un momento complicado porque le hace mucha ilusión venir a la selección, como a todos, pero es lo que hay. A ver si el míster le lleva a la Eurocopa", admite el portero.

Otra voz autorizada del vestuario tuvo un guiño hacia Torres. Fue Sergio Ramos. "Como amigo, me gustaría que estuviese, pero no debo opinar. Ha aportado muchísimo a la selección y nunca se sabe cuándo volverán a estar".

La lesión de Álvaro Negredo, una rotura muscular, no ha hecho dudar a Del Bosque. Por su cabeza no está Torres para Venezuela. Dispone de 23 jugadores y no necesita sustituto. Fernando Llorente será titular y Roberto Soldado tendrá más minutos en su regreso a la absoluta.

Mientras, Torres en Londres asume el toque de atención. En los pocos minutos que tuvo con el Chelsea el pasado sábado se le vio con más ganas que nunca de demostrar quien es. Chutó en cuanto tuvo ocasión y hasta se desesperó en gestos hacia su amigo Juan Mata en una acción en la que no vio su desmarque. Tiene tres meses para ganarse con goles su presencia en Polonia y Ucrania. El heredero de Marcelino con el gol a Alemania en la final de Viena dará todo por no seguir en la mejor selección de la historia de España.

Roberto Morales