Público
Público

En el día de la Libertad de Prensa, al menos 300 periodistas siguen encarcelados

Reporteros Sin Fronteras recuerda a los periodistas y blogueros que permanecen prisión en varios países del mundo sólo por hacer su trabajo: informar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Reporteros Sin Fronteras (RSF) critica que, actualmente, hay al menos 300 periodistas encarcelados en todo el mundo sólo por realizar su labor informativa. Según esta organización, 'la mayoría están encerrados en cárceles de países dictatoriales o autoritarios como China, Irán, Eritrea o Vietnam' y destaca que hay otros países considerados democráticos, 'como Turquía, que se ha convertido en la mayor cárcel del mundo para periodistas', con más de 70 encarcelados en estos momentos según cifra RSF.

Estos profesionales de la información 'no han tenido acusaciones formales ni juicios previos' en la mayoría de los casos, pero aun así 'llevan más de 10 años en prisión, sometidos a durísimas condiciones de vida, sin ver a sus familias ni tener contacto alguno con el exterior', asegura RSF que también habla de 'periodos en celdas de aislamiento' o de 'casos de tortura'.

En su último informe anual , RSF cifraba en 88 a los periodistas que murieron haciendo su trabajo en 2012, suponiendo el año más mortífero para los reporteros que se recuerda en 17 años. Además, en este balance anual, se contaron 47 periodistas ciudadanos asesinados, 879 periodistas detenidos, casi 2.000 agredidos o amenazados y 38 secuestrados, lo que pone sobre la mesa la dificultad que se encuentran los reporteros para informar.

Por ello, RSF quiere aprovechar esta cita con la Libertad de Prensa para recordar a los que están sufriendo la represión por contar lo que muchos no quieren que se sepa y han organizado este viernes a las 19.30 horas un acto para que se conozcan los testimonios de algunos de ellos.

La Casa Encendida de Madrid acogerá un coloquio con testimonios directos de periodistas y blogueros de la Primavera Árabe que han vivido esa situación y de sus padrinos españoles. 'Si queremos una información libre, lo primero es conseguir que los informadores salgan de las prisiones y que el periodismo pueda ejercerse en libertad', aseguran desde RSF.