Público
Público

El último día de Marcelo

El brasileño, pese a su buen rendimiento, afronta el duelo como su despedida como centrocampista titular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vuelta a la titularidad de Cristiano en el Camp Nou convertirá el día de hoy en el último de Marcelo como centrocampista titular. Aunque defiende que es 'lateral', Marcelo ha sido un recurso para el centro del campo que ya se revalorizó con Juande y también ahora con Pellegrini.

Sin embargo, las exigencias funcionales del técnico chileno hacia Marcelo no han sido las exclusivas de un centrocampista de banda. Como medio, Marcelo ha formado parte de una idea fundamental para descifrar parte del plan ofensivo de su entrenador: la segunda línea. 'Le pide que llegue por sorpresa desde el medio', reconoce Higuaín, uno de sus mejores amigos dentro de la plantilla.

'Pellegrini le pide que sorprenda desde el medio', dice Higuaín

'Uno de los conceptos que más admiro de Wenger es el del juego de la segunda línea. Nadie maneja la llegada al área de los centrocampistas como el Arsenal', explicaba Pellegrini a este periódico cuando dirigía al Villarreal.

Marcelo tiene tanta obligación de romper por dentro como pegado a la cal. Esas apariciones de Marcelo por el medio, casi en paralelo a Kaká, no obedecen a la anarquía. A su estilo y con su fútbol, tiene que ejercer de Cazorla o Pires. Así hizo en el gol que le marcó al Atlético con la complicidad de Asenjo: se presentó por sorpresa en el pico derecho del área pequeña y marcó gracias a que el meta se agachó.

'Marcelo sorprende bien desde atrás porque es un futbolista indetectable para las defensas. Es difícil que lean sus movimientos. Nos ayuda mucho con esas diagonales hacia el área contraria', aseguran en la dirección deportiva blanca. Marcelo se hizo importante en la segunda línea del Madrid desde el batacazo en Alcorcón. A partir de ahí jugó como medio ante el Getafe, Milan y Atlético. En esos tres partidos, Arbeloa ejerció de lateral izquierdo para acabar con los agujeros que descubrían ya por sistema los contrarios.

El 6 ha sido clave en el concepto de segunda línea que tiene su técnico

En realidad, Marcelo, como reconoció a su llegada a España en 2007, fue antes centrocampista que lateral: 'A los 13 años fiché por el Fluminense y todos los entrenadores me ponían en el centro del campo. Soy un jugador que tiene mucha velocidad y por esta razón me retrasaron a la defensa, para poder subir la banda'.

Juande y Pellegrini le han hecho abandonar la posición desde la que pretende acudir al Mundial. Como centrocampista tiene complicada la llamada de Dunga, pero en el lateral el seleccionador no acaba por definirse. Dunga empezó con Marcelo y pasó a Kleber. André Santos fue el titular en la Copa Confederaciones y Bastos jugó ante Inglaterra. Marcelo espera que le vuelva el turno si defiende como ataca. Pero la vuelta de Cristiano amenaza con dejarlo sin sitio.