Público
Público

"El día que podamos dar alegrías ya no estará Alonso"

Patrón del equipo Campos Racing. El dueño de la Fórmula 1,  Bernie Ecclestone, le ha concedido una licencia en un momento convulso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Adrián Campos (Alzira, Valencia, 1960) conoce la Fórmula 1 como si el salón de su casa. A lo largo de su carrera ha pasado por casi todos los puestos posibles en la categoría reina del automovilismo. Fue piloto de Minardi en 1987, fundó su propia escudería, ejerció de agente (entre otros, de Alonso en los inicios del asturiano), fue comentarista de televisión y dirigió equipos en otras divisiones. Ahora una nueva oportunidad se le abre en el horizonte. Bernie Ecclestone ha confirmado que en la parrilla del año que viene Campos tendrá una escudería.

¿Cómo se plantea un equipo de Fórmula 1? ¿Tendrán motores Cosworth?

Cuando se firmó el acuerdo con el motor, las normas del campeonato eran diferentes. Ahora todo ha cambiado y vamos a tratar de que todas las partes nos adecuemos a las nuevas circunstancias. Sí, de momento el motor es Cosworth, pero no lo puedo confirmar.

¿Y hasta cuándo tienen contrato para estar en la F1?

Nos han dado el entry, que lo puedes perder si no vas a alguna carrera. Pero una vez concedido, mientras estés, estás.

Finalmente, todos los equipos correrán en la misma competición. ¿Cómo hubiesen planteado el equipo si se hubiese partido la categoría?

Eso es algo a lo que no puedo contestar. No me voy a poner a pensar qué hubiésemos hecho si se hubiese partido. Además, es algo que nunca me llegué a plantear.

¿Considera que es necesario recortar los presupuestos de las escuderías?

El recorte es absolutamente necesario. La Fórmula 1 ha visto que iba a tener muchos problemas si no bajaba sus presupuestos.

Y en medio de la crisis económica, ¿se reducirá el sueldo de los pilotos?

Habrá unos que cobren un montón de dinero y otros que ganen muy poquito, como en todo. De todos modos, había que hacer la Fórmula 1 asequible y más atractiva para las grandes compañías en lo que respecta a rentabilidad por inversión. Por eso era necesario bajar los presupuestos. El problema era cómo hacer esto, porque formas de bajar un presupuesto hay muchas.

¿Cree que es posible otra revolución aerodinámica que desemboque en otro caso Brawn?

Brawn el año pasado ya funcionaba muy bien, pero no tenía un motor que le acompañase. El problema era el motor de Honda. En el momento que lo han podido cambiar, se ha demostrado que el coche era muy bueno. En la Fórmula 1, nadie hizo caso a las soluciones aerodinámicas de Brawn el año pasado porque no daban resultados, pero en cuanto han cambiado el motor...

¿Su futuro coche se parece a alguno de los actuales que hay en la parrilla?

Estamos trabajando en él desde febrero y al final las soluciones para el coche son las mismas para todos. Lo que son distintas son las formas. Espero que vaya bien y seamos dignos de estar en la pista. Nosotros nos creamos expectativas asumibles y reales.

Se ha hablado ya de pilotos como Pedro Martínez de la Rosa. ¿Cuándo desvelarán los nombres?

Me gustaría decirlo como muy tarde en el Gran Premio de Europa, en agosto, en Valencia. Al menos, el primer piloto.

¿Tiene alguna posibilidad su hijo de entrar ya en la Fórmula 1?

A lo mejor dentro de tres o cuatro años, pero no creo que antes. Hay otros buenos pilotos de su generación, como Bruno Mendes, Roberto Merhi e incluso Germán Sánchez, pero todos ellos necesitan tiempo para empezar a pensar en ellos. Les queda un recorrido por delante para llegar a la Fórmula 1.

¿Fue culpa de Hamilton la caída de McLaren por no respetar la jerarquía de equipo en su día?

El error fue de Ron Dennis, que fue quien no las respetó. Hamilton tiene que ganar carreras y si no recibe órdenes de arriba, mejor. Esas cosas se deben plantear en el seno del equipo.

Su equipo afirma ser español, ¿también lo serán sus ingenieros y mecánicos?

Sí, yo trataré que en todas sus estructuras el equipo tenga el máximo componente español posible, también entre ingenieros y mecánicos.

Hablando de resultados, ¿cuál es su objetivo esta temporada?

De momento, el objetivo es ser el mejor de los equipos que han entrado este año. A partir de ahí, haremos todo lo que podamos para estar entre los diez primeros de la parrilla.

Usted fue mánager de Alonso, ¿le ha felicitado Fernando por lo que se supone un gran éxito?

Fernando está centrado en lo suyo y no he hablado con él. Supongo que hablaremos más adelante, pero todavía no. Y, bueno, espero que le vaya muy bien donde todos queremos que esté...

Sí, se habla mucho de que Alonso puede terminar en Ferrari. ¿Pero no podría quitarle eso repercusión mediática en España a su equipo?

No, él es una estrella y tiene que estar en un gran equipo. Nosotros vamos en paralelo. Es un honor estar en la misma categoría en la que compite Fernando. Por nuestra parte, daremos oportunidades a otros pilotos españoles que la merezcan y haremos nuestro propio camino en la Fórmula 1. Probablemente el día en el que nosotros estemos en posición de dar alegrías a la afición española, Fernando ya no esté en la categoría.

Usted ha sido piloto y ahora jefe de equipo. ¿La F1 está llena de pirañas?

La Fórmula 1 tiene convulsiones todos los años y cada siete u ocho vive una de mayor profundidad. Ahora ha tocado fondo y probablemente sea la más gorda. Hay muchos intereses creados en torno a esto. Todos los grandes constructores quieren ganar y al final cada marca barre para su casa.

¿Cuál era la postura de la FIA en este caso?

Mosley y Ecclestone querían volver a los años setenta, en los que convivían las escuderías, en lugar de los constructores, porque estos llegan, pero se van cuando hay vacas flacas. Las escuderías siguen porque es su medio de vida. Ellos han pensado que hay que volver a eso.

¿Y se ha llegado ya a la calma o cree que aún habrá más disputas por el camino?

Quedan flecos, lógicamente, pero al menos se sabe que va a haber un único campeonato, que es lo importante.